CIDH pide permiso para enviar relator de derechos humanos a Nicaragua

 La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) solicitó la anuencia del Estado de Nicaragua para la visita de un relator que d

é seguimiento a la situación de los derechos humanos y la violencia ocurrida tras las elecciones municipales de inicios de mes.

La CIDH estimó en un comunicado que la visita de un relator país contribuiría al fortalecimiento de los derechos humanos en Nicaragua.

En el texto, instó a las autoridades judiciales a iniciar “de manera urgente investigaciones independientes e imparciales” sobre los hechos de violencia.

Esto con el fin de identificar y sancionar a los responsables y reparar los daños morales y materiales a las víctimas.

Además, exhortó al Estado a adoptar las medidas necesarias para garantizar el derecho de las personas, a través de mecanismos eficaces y razonables de prevención.

La CIDH lamentó las posibles afectaciones al ejercicio de la libertad de expresión y la labor de los defensores de los derechos humanos, a raíz de las declaraciones de funcionarios de gobierno, que dijo pueden tener un efecto “amedrentador”.

De esa forma aludió las declaraciones del procurador general de Justicia, Hernán Estrada, quien advirtió que si el presidente Daniel Ortega pidiera a sus seguidores que actuaran contra los medios de comunicación críticos del gobierno “no quedaría piedra sobre piedra”.

La CIDH es un órgano autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

La CIDH tiene el mandato de promover la observación de los derechos humanos en la región conforme a los parámetros establecidos en la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

Está integrada por siete miembros independientes que se desempeñan en forma personal, no representan a ningún país en particular y son elegidos por la Asamblea General de la OEA.

Por su parte, la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (AMCHAM) exigió a las autoridades “despejar las dudas sobre la sombra del fraude” y demandó un recuento de las actas de escrutinio en presencia de expertos nacionales e internacionales.

Los comerciantes respaldaron la posición de la Conferencia Episcopal, que llamó a la paz con justicia y en un clima de absoluta transparencia en relación con los comicios.

Lamentaron “los ataques” -de los líderes del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN)- a la jerarquía católica por su llamado al respeto del voto popular.

Exhortaron a los partidos políticos a no fomentar actos de violencia que atenten contra el clima de negocios, especialmente en momentos en que la crisis financiera internacional comienza a repercutir en forma directa en la economía y amenaza con agravar la situación.

Recordaron a los Poderes del Estado en Nicaragua la obligación de cumplir con la Constitución y las leyes, incluidos los compromisos adquiridos por esa nación en la Carta Democrática Interamericana.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login