Consideran "desperdicio" programa de vigilancia fronteriza virtual

Dallas.- El programa de vigilancia fronteriza con cámaras de video monitoreadas a través de Internet, lanzado la semana pasada en Texas, es considerado por algunos críticos como “un desperdicio” de dinero público que promueve formas de vigilantismo.

“Esto es una forma no efectiva ni eficiente de proveer seguridad a los texanos”, dijo Luis Figueroa, abogado del Fondo Legal para la Educación y Defensa del México-Americano (Maldef).

La semana pasada, la Coalición de Sheriffs Fronterizos de Texas, lanzó una versión del programa de vigilancia virtual que el gobernador de Texas, Rick Perry, había tratado de establecer desde 2006.

Perry otorgó dos millones de dólares de fondos públicos para que la coalición contratara con la compañía privada BlueServo los equipos y servicios de conexión necesarios para lanzar el programa.

El proyecto contempla el despliegue de cámaras de video colocadas a lo largo de la frontera entre Texas y México para transmitir imágenes las 24 horas del día al sitio en Internet (http://www.blueservo.net/vcw.php) donde podrán ser monitoreadas por cualquier usuario de la red.

Bajo el plan, los observadores voluntarios podrán reportar mediante correo electrónico cualquier avistamiento sospechoso que pudieran registrar, como el cruce de indocumentados o de cargamentos de droga.

El plan de vigilancia fue lanzado la semana pasada con 10 cámaras, pero el proyecto contempla incrementar gradualmente su número.

La Oficina del gobernador Perry, reportó que en los primeros cinco días, luego de su lanzamiento, unas 200 mil personas visitaron el sitio que es mantenido por la compañía BlueServo.

Sin embargo, el esfuerzo público-privado está siendo considerado por sus críticos como una “alcahuetería”, “especulación” y “distracción” de los verdaderos problemas que se registran en la frontera.

“Es casi un programa de vigilantismo fondeado por el estado”, dijo Figueroa en declaraciones este martes al periódico El Paso Times.

El rotativo obtuvo una copia del contrato entre la Coalición de Sheriffs Fronterizos y BlueServo. El convenio muestra que la Coalición pagará 625 mil dólares por un año de servicio y se compromete a pagar otras cuotas por futuros servicios.

El contrato permite a BlueServo vender anuncios publicitarios en el sitio para pagar sus costos de operación.

BlueServo también planea expandir la cobertura más allá de la frontera, para permitir a los usuarios de Internet el conectar sus propias cámaras y crear una red de vigilancia comunitaria que cubra también vecindades.

Matt Simpson, analista en Texas de la Unión de Libertades Civiles de América (ACLU), consideró el plan de vigilancia “extraño” e “invasivo”.

Simpson recordó que una prueba del proyecto, realizada por el gobernador Perry, mostró la inefectividad de la idea.

En Noviembre de 2006, Perry realizó una demostración piloto de su propuesta con la colocación y activación de unas 12 cámaras que permanecieron funcionando a lo largo de un mes.

Durante el transcurso de la prueba, más de 221 mil observadores se suscribieron al sito creado ex profeso en la dirección electrónica www.texasborderwatch.com y más de 27 millones de visitas fueron registradas.

Sin embargo, el proyecto fue cancelado cuando la legislatura estatal no aprobó fondos para financiar el sistema.

A principios de este año, Perry obtuvo los fondos de parte del gobierno federal, pero no pudo encontrar una compañía que operara el sistema por lo que optó por ceder los fondos a la Coalición de Sheriffs Fronterizos, que agrupa a los departamentos del Sheriff de 20 condados en la frontera con México.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login