‘Milk’, una película para recordar a un pionero de la lucha homosexual

SAN FRANCISCO, Estados Unidos (AFP) – En vida, Harvey Milk fue un pionero de los derechos homosexuales en Estados Unidos. Treinta años después de su muerte se convirtió en un mártir del movimiento gay, recordado además en la película con su apellido protagonizada por Sean Penn.

La vida (y la muerte) de este personaje recordado como el primer hombre abiertamente homosexual en California elegido a un cargo oficial, será recordada desde esta semana con el estreno de la última película de Gust Van Sant, ‘Milk’, protagonizada por Sean Penn.

La cinta sobre Milk, cuyos pre-estrenos selectivos en Estados unidos ya desencadenaron una ola de rumores para que Penn sea nuevamente nominado a un Oscar, se estrena este miércoles, un día antes del 30o. aniversario de su asesinato.

Las conmemoraciones ocurren en un momento sensible para la comunidad homosexual de California, y particularmente de San Francisco, de donde era Milk; una comunidad herida por el apoyo popular que recibió el 4 de noviembre una propuesta para enmendar la Constitución del Estado con el fin de prohibir los matrimonios del mismo sexo que había autorizado la Corte Suprema local en mayo.

Milk contribuyó a evitar que se aprobara una propuesta que pretendía impedir que ejercieran maestros homosexuales y fue miembro del Consejo de Supervisores de la ciudad de San Francisco, que asesora al alcalde para gobernar la ciudad, hasta su muerte el 27 de noviembre de 1978.

El asesino, Dan White, que había renunciado como supervisor pero luego trató de recuperar su puesto de trabajo sin éxito, mató al alcalde George Moscone y a Milk en la alcaldía de la ciudad y se entregó a la policía unas horas después.

Milk y White, un veterano de la Guerra de Vietnam que trabajó como policía y bombero antes de postularse al cargo de funcionario público, habían tenido varios altercados en sus tiempos de supervisores de la ciudad.

“Harvey era un pararrayos para el movimiento de los derechos homosexuales que alentó a las lesbianas y los gays para trabajar con los actuales procesos políticos y exigiendo respeto y reconocimiento”, dijo la senadora del Congreso de California, Carole Migden, una mujer lesbiana que formó parte del Consejo de Supervisores de San Francisco.

“Su elección fue un enorme paso hacia adelante. Mostró que los homosexuales merecían un lugar en la política”, agregó.

Milk, que tenía 48 años cuando fue asesinado, no era solamente abierto respecto a su homosexualidad, también alardeaba con bromas sobre sí mismo presentándose como la “reina número uno”.

Cuando asumió temporalmente el puesto de Moscone como alcalde, soltó una de sus bromas en una ceremonia de inauguración mientras se cortaba la cinta: “Probablemente soy el único alcalde que corta la cinta y después se la pone en el pelo”.

El ex teniente de la Armada asumió sus funciones en el Consejo de Supervisores en 1977 mientras Estados Unidos era sacudido por reacciones anti-gay.

En Florida, la cantante Anita Bryant condujo con éxito una campaña para derogar una ley que prohibía la discriminación contra los homosexuales.

Milk contribuyó a liderar la oposición a una propuesta en California que buscaba prohibir a los maestros homosexuales, o cualquier maestro que apoyara los derechos de la comunidad, en las escuelas públicas.

Seleccionado como una de las 100 personas más influyentes por la revista Times del siglo XX, el espíritu de Milk sigue vivo en Castro, el barrio que ha sido epicentro histórico de la vibrante comunidad gay en San Francisco.

Allí la tienda de pantalones Levis proclama en su vitrina: “!Gracias Harvey!” mientras una enorme bandera multicolor sobresale en lo alto de la Plaza Harvey Milk, epicentro del barrio.

El estreno de ‘Milk’ en San Francisco será en el cine de Castro, a pocos pasos de la plaza que lleva su nombre, y su distribución corre por cuenta del mismo estudio que produjo ‘Brokeback Mountain’ hace dos años.

“Creo

You must be logged in to post a comment Login