Transforma cultura popular las tradiciones decembrinas: Aarón Mejía

* La gente las cambia conforme a su forma de vida, asegura

México, 27 Nov (Notimex).- Las culturas populares le han dado
nuevos significados a las fiestas navideñas, considera el antropólogo
Aarón Mejía, director del Museo Nacional de Culturas Populares, para
quien el árbol, los nacimientos y las piñatas son ejemplos que
muestran cómo la gente ha transformado manifestaciones originales
para crear otras mejor ligadas a su forma de vida.

En entrevista, comentó que aunque todo el mundo identifica al
árbol de Navidad como una tradición sajona, ésta es de origen alemán
y su llegada a México ocurrió mucho tiempo después de haber sido
adoptada en Europa.

“El árbol de Navidad es un elemento que incorporó en Alemania
Martín Lutero, el padre del protestantismo. Cuenta la historia que
paseando una noche de invierno en un bosque, vio cómo la nieve
reflejaba los destellos de luz de la luna. A él se le ocurrió llevar
un pino chiquito a su casa y ponerle velas prendidas”, explicó.

Al árbol de Navidad se le han incorporado elementos de la
cultura tradicional en México, como por ejemplo adornos con piezas
artesanales. El municipio de Chignahuapan, Puebla, en la Sierra
Norte, organiza incluso una feria del árbol y la esfera navideña.

Otro ejemplo es el de los nacimientos, cuyo origen data del
siglo XIII cuando San Francisco de Asís hizo una representación de la
natividad con personas y animales vivos en una cueva. Los nacimientos
llegaron a México como una forma de evangelización.

“¨Qué sucedió aquí?, pues que al nacimiento, que eran esos
cuatro o cinco elementos, aquí le pusieron el cometa, los pastores,
los tres reyes magos llegando y así hasta hacer una maqueta. Metemos
fauna que no había en Belén como los guajolotes, un lago con
pececitos o hasta el demonio. Es ahí donde está la cultura popular”.

El caso de las piñatas de origen Chino, llevadas por Marco Polo
a Italia y traídas a América por los españoles, es un ejemplo de la
transformación y apropiación de tradiciones de región en región.

“En España se hacía una fiesta para la Cuaresma y en algunos
estados de México todavía se celebra. Cuándo pasaron a la temporada
de posadas, no se sabe. Las pi;atas originales simbolizaban el mal.
Cómo se empezó a transformar y por qué hoy hay piñatas del Hombre
Araña y de Winnie Pooh? Ahí se ve cómo la cultura popular las ha
cambiado”.

“Nada es puro, hay elementos culturales que se van
transformando. Las culturas son dinámicas, están vivas, están en
permanente cambio y transformación, para que sobrevivan tienen que
tomar elementos de otros grupos culturales pero, a su vez, los deben
que estar re-significando”, explicó.

El antropólogo mencionó otras formas de celebración decembrinas
como el Día de los Santos Inocentes, el 28 de diciembre, en
conmemoración de la matanza de niños en Belén ordenada por el rey
Herodes. Hoy esa fecha es un pretexto para bromas y engaños que hacen
caer a “inocentes palomitas”.

“Lo popular no está en el campo, de lo popular son los
indígenas. La cultura popular permea el 90 por ciento de las acciones
y de la vida de este país. No es lo tradicional, lo místico o lo
curioso. La manera en que hablamos, en que interpretamos y nos
burlamos de las desgracias, todo eso es cultura popular”, precisó el
especialista.

El Museo Nacional de Culturas Populares, ubicado en la colonia
del Carmen, Coyoacán, anunciará próximamente la exposición de
nacimientos de su colección, como parte de las actividades artísticas
que ofrecerá durante diciembre.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login