El Nobel se sentiría honrado si se entregara a Carlos Fuentes

* El español Juan Luis Cebrián habló de “La voz y sus resonancias”

Por Juan Carlos Castellanos C. Enviado
Guadalajara, 30 Nov (Notimex).- El escritor y periodista español
Juan Luis Cebrián consideró que de ser entregado el Premio Nobel de
Literatura al mexicano Carlos Fuentes, “ese reconocimiento se
sentiría altamente honrado, más aún que el mismo autor de
inmejorables novelas”.

Durante el homenaje nacional al escritor, que a partir de este
sábado se realiza en la capital tapatía, Cebrián se congratuló de
estar presente en la mesa redonda “Carlos Fuentes. La voz y sus
resonancias”, para compartir reflexiones con sus colegas Ignacio
Padilla y José Antonio Ponte.

Hablar de Carlos Fuentes, añadió, es algo entrañable. “Hemos
compartido horas de charla y discusión, y eso me enaltece porque hoy
es el intelectual número uno en lengua española. Hay narradores
valiosos, novelistas muy destacados, ensayistas de renombre, pero él
es todo eso y mucho más”.

Aseguró que Fuentes es un intelectual que transmite sus
opiniones con inteligencia y valor, sin caer en declaraciones osadas.
“Esa característica lo coloca por encima de otros gigantes, incluso
de Gabriel García Márquez, entre quienes mantienen su tarea literaria
al margen de los debates sociales”.

Emocionado, refirió que el autor de “La muerte de Artemio Cruz”,
“Aura” y “Terra nostra” tiene voz y resonancia en Madrid, París,
Londres, Nueva York, Buenos Aires, México y una lista interminable de
urbes más, donde se le reconoce como un ciudadano del mundo y un
escritor universal.

Carlos Fuentes, dijo, es un historiador, como lo muestra en “El
espejo enterrado”. “Se atrevió a rescatar la figura de Hernán Cortés
y analiza la historia hasta llegar a la época moderna; ha escrito
sobre la Reforma y la Revolución con gran maestría de reminiscencias
docentes”.

Pródigo en sus adjetivos hacia el también autor de “La cabeza de
la Hidra”, el escritor español calificó al homenajeado como un hombre
público de alto valor, letal en sus críticas, intimista y descarnado
en sus comentarios cuando así lo decide. “Es ordenado en su vida
privada y en profesión”.

“Carlos Fuentes es, en una palabra, elegante”. Esas son, para
quien dirigiera en México el periódico El País, las voces y las
resonancias en torno al escritor, ensayista, traductor y diplomático
mexicano celebrado desde el pasado día 10 por sus 80 años de vida.

Sigue
El Nobel/dos/vida.

Por su parte, el filósofo, narrador y ensayista, Ignacio
Padilla, dedicó su tiempo para señalar los “excesos de Fuentes”,
entre los que citó el entusiasmo, la generosidad, la energía y la
inteligencia. “Se ha hablado de él como uno de los pilares de la
novela latinoamericana, pero hay un aspecto omitido”.

Se refirió a la aportación del laureado mexicano a la literatura
mundial, más allá de su labor como escritor de grandes obras. “Ha
sido y es enlace entre las nuevas generaciones y la obra literaria de
numerosos autores de diversas naciones, pues con sus opiniones,
tiende enormes puentes entre ellos”.

Corrigió su expresión para señalar que “no ha tendido puentes,
Ha creado una red inmensa, una telaraña que une a millones de
lectores en todo el mundo alrededor de las obras literarias de los
más grandes autores, clásicos y contemporáneos, lo que le vale el
reconocimiento generacional general”.

Ejemplificó lo anterior al destacar que “ayudó lo mismo a
Alfonso Reyes que a Borges para llegar a públicos más amplios”.
Además, subrayó, autores y obras de hoy son mejor comprendidos por
los lectores de todas las edades luego de que Carlos Fuentes emite su
opinión o comentario sobre ellos.

En tanto, Antonio José Ponte se limitó a afirmar que Fuentes es
una suerte de “mago medieval”, y que, sin embargo, el mundo del Siglo
XXI se siente orgulloso de ser su contemporáneo. “Me fascina su
novela, sus temas, figuras y discursos retóricos que exploran su
tiempo y vislumbran al futuro”, finalizó.

© 2006-2008

You must be logged in to post a comment Login