Todos los salvadoreños querían estar en el Carnaval de San Miguel

SAN MIGUEL, El Salvador.— Eran las cinco de la mañana de este domingo 30 de noviembre y miles de salvadoreños todavía celebraban el Carnaval de San Miguel, que inició diez horas atrás y según cálculos oficiales juntó a más de un millón de personas.

Fue tanta la asistencia que cualquiera diría que la mitad de los salvadoreños permaneció en sus hogares y que el resto de la población estaba en la fiesta más grande del país, donde el “Rey” (Mariscal) fue el empresario José Ramón Barahona, residente en el condado de Fairfax, Virginia.

El sabor “extranjero” se sintió en algunas de las más de cincuenta carrozas que le dieron brillo a la festividad, donde además de Barahona desfiló una delegación del condado de Arlington, Virginia encabezada por el jefe de la Junta de Gobierno, Walter Tejada.

En otra carroza desfiló la reina de las Ciudades Hermanas Arlington-San Miguel, Cindy Zavala quien llegó en representación de la región metropolitana de Washington.

También desfilaron reinas de comunidades salvadoreñas en Dallas y Houston, Texas así como de otras ciudades estadounidenses y Canadá.

Más de 50 grupos musicales se apostaron en las principales calles del centro histórico de esta ciudad de más de más de 200 mil habitantes, pero también en sitios especiales como en los estadios Miguel Félix Charlaix y Juan Francisco Barraza.

Por primera vez en la historia del Carnaval, que este año cumplió cincuenta años, la política se hizo presente, ya que los dos partidos políticos más importantes del país (FMLN y Arena) pagaron por el derecho de tener sus propios escenarios.

En la tarima del FMLN —justo a la salida del Cementerio General— destacó la participación del grupo venezolano Los Guaraguao, mientras que en el escenario de Arena, en el Estadio Juan Francisco Barraza, la presentación estelar le correspondió al grupo musical mexicano K-Paz de la Sierra.

Aunque los candidatos presidenciales subieron a los escenarios respectivos, se comprometieron a no hablar de política. Sin embargo, el alcalde migueleño Will Salgado por momentos usó los colores verde y blanco que caracterizan al partido que representa.

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login