Más de la mitad de los hispanos no podría llegar nunca a tener su propia casa

(CL) La desigualdad en materia de propiedad de viviendas es fácil de advertir: más del 75 por ciento de las familias estadounidenses caucásicas, el 59.6 por ciento de las de origen asiático, y el 47.3 por ciento de las afroamericanas viven en casas propias, señalaron voceros de la compañeia Stewart Title.

Las familias hispanas, por su parte, promedian un 49.4 por ciento. Esto equivale a que, aunque tratamos de cumplir el ?sueño americano? más de la mitad de la población hispana podría no llegar nunca a tener viviendas de su propiedad, agregaron.

Señalaron que la propiedad de una casa es la piedra angular de ese sueño, una representación física de la oportunidad y seguridad de Estados Unidos, y la mejor manera de crear un futuro mejor.

En Stewart Title, han descubierto que los inmigrantes que han permanecido en el país por un plazo de 16 años son más propensos a comprar una casa, en comparación con los estadounidenses por nacimiento. Las desigualdades en este aspecto no son claramente un resultado de falta de iniciativa o de capacidad.

Las razones de la brecha
Recientemente, la Asociación Nacional de Profesionales Hispanos de Bienes Raíces (NAHREP) realizó un estudio nacional, que identificó los obstáculos más relevantes que limitan la propiedad de una vivienda entre los hispanos:

? Falta de información acerca del proceso de compra de viviendas
? Insuficiencia de fondos para el pago inicial
? Ineficiencia en el manejo del idioma
? Ingresos no verificables
? Más que mal crédito, un crédito escaso o inexistente
? Estado de residencia
? Carencia de viviendas asequibles

Otro estudio llevado a cabo por Fannie Mae revela que numerosos hispanos creen que el comprador de una casa debe aportar un pago inicial del 20 por ciento, un crédito perfecto, o haber trabajado en el mismo empleo durante más de cinco años.

¡Pero nada de eso es cierto! Si alguien piensa de inicio que no puede comprar casa, nunca va a ahorrar con ese fin, ni tomar las primeras medidas al respecto, alertaron expertos de esa institución hipotcaria.

Señalaron además los voceros de Fannie Mae que a las minorías étnicas les cuesta más un préstamo monetario.

Un estudio realizado en el año 2006 por las instituciones National Community Reinvestment Coalition, The Opportunity Agenda y Poverty & Race Research Action Council, llegó a la conclusión de que las minorías reciben una cantidad desproporcionada de préstamos con altos intereses.

Pero hay maneras de obtener buenos préstamos. Para ello, la información y la investigación son factores claves.

Recursos disponibles
Para el año 2010, las minorías étnicas conformarán aproximadamente dos terceras partes del crecimiento en la cantidad de nuevos hogares. El poder adquisitivo de los hispanos creció de $223 mil millones en 1990 a unos $700 mil millones en el año 2006.

La cifra notable de hispanos que compran casa por primera vez, está obligando a que los vendedores de viviendas y las compañías financieras tomen nota.

La Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC) ha creado varios centros de compra de viviendas en todo el país.

Esa agencia ha establecido un servicio integral de compra de viviendas, mediante el cual se puede obtener información acerca del proceso de adquisición, la determinación de calificación, el análisis de las opciones financieras, y la creación de un plan para hacer los sueños realidad.

Para ello, puede visitar el sitio Web http://www.lulachousing.com/ o llamar al teléfono (214) 750-8194.

NAHREP es otra fuente importante de información. Los corredores de bienes raíces miembros de NAHREP saben los obstáculos que enfrentan los hispanos, y cómo pueden vencerlos. Visitando el sitio Web http://www.nahrep.org/, los compradores de casas pueden identificar corredores locales de bienes raíces y evaluar las opciones financieras disponibles.

You must be logged in to post a comment Login