Piden paquete de estímulo económico

El presidente del Sindicato Internacional de Trabajadores de Norteamérica (LIUNA), Terence M. O’Sullivan, pidió un paquete de estímulo económico luego de reportes sobre un aumento del desempleo que han afectado la industria de la construcción.

“Estados Unidos necesita un paquete de estímulo económico que responda a la crisis económica. Ya hemos tratado sin éxito rescates (financieros) y cheques de estímulo”, dijo el dirigente gremial.

Enfatizó que las iniciativas de estímulos económicos deben asignar al menos la tercera parte de todos los recursos a la creación de trabajos en la construcción en las áreas de transporte, educación y energía para que el país se mantenga competitivo en el mundo.

La tasa de desempleo en Estados Unidos ascendió en noviembre a 6.7 por ciento, su nivel más alto desde octubre de 1993, tras el despido ese mes de 533 mil trabajadores, informó el viernes el Departamento del Trabajo.

Los despidos de noviembre colocan la cifra de puestos de trabajo perdidos desde enero en 1.9 millones, tres cuartas partes de los cuales se registraron en los últimos tres meses.

Asimismo, los empleos recortados en noviembre representan la más alta cifra mensual en 34 años, lo que pone de manifiesto la rápida descomposición del sector laboral estadounidense, en medio de un sombrío panorama agravado por los recientes anuncios sobre 33 mil despidos en el ramo corporativo durante los meses próximos.

Las pérdidas recientes colocan ahora en 10.3 millones el número de estadunidenses desocupados.

Los recortes de noviembre afectaron a la mayoría de los sectores, aunque fue el de manufactura el que registró la mayor sangría con 85 mil posiciones eliminadas, con lo cual el número de empleos perdidos desde diciembre del año pasado se colocó en 604 mil.

Otra área impactada duramente fue la de construcción, que reportó 82 mil despidos el mes pasado, colocando en 780 mil las pérdidas desde septiembre de 2006, evidenciando el impacto que la crisis del sector de la vivienda está teniendo en la economía general.

El reporte indicó que se perdieron más de 1.2 millones de trabajos en la construcción y que el desempleo en ese sector alcanza el 12.7 por ciento, más del doble del año pasado.

Entre los hispanos, la tasa de desempleo pasó de 8.8 por ciento en octubre a 8.6 por ciento el mes pasado, mientras que entre los afroamericanos pasó de 11.1 a 11.2 por ciento y entre los blancos cerró en 6.1 por ciento tras haberse colocado en 5.9 por ciento en octubre.

“En comunidades en todo el país, se están detenido importantes obras. No podemos quedarnos de brazos cruzados mientras Estados Unidos cierra puertas. Es tiempo de que nuestra economía vuelva a su camino y la gente trabaje para construir el país”, dijo O’Sullivan.

De acuerdo con el Departamento de Transporte, por cada mil millones de dólares en fondos federales invertidos se crean 34 mil 800 buenos trabajos, según LIUNA, que enfatizó que hay miles de proyectos en el país que pueden crear nuevos empleos.

NOTIMEX – Redacción

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login