Si El Salvador no cambia, se hunde, afirma Funes en Washington

El candidato a la presidencia de El Salvador por el FMLN, Mauricio Funes, espera que así como el pueblo estadounidense optó por el cambio al elegir el primer presidente afroamericano, el pueblo salvadoreño rubrique la esperanza de cambio que demuestra y lo elija como el primer presidente de izquierda.

“También nosotros podemos romper con el cambio seguro, que la mayoría demanda, para acceder a una vida mejor; la esperanza que el pueblo salvadoreño —los que todavía están vivos— han acariciado por tantos años”, dijo Funes ante más de doscientos compatriotas que lo vitorearon el viernes en una iglesia de Washington.

Ahí el candidato denunció la situación de deterioro en los aspectos socio-económico y político a la que ha sido sometida la población, en especial durante los últimos veinte años de un gobierno conservador aferrado al neoliberalismo.

Remarcó que eso solo ha beneficiado a un pequeño grupo, mientras la gran mayoría sufre por falta de oportunidades de trabajo, constante encarecimiento de la canasta básica, auge de la violencia, bajos niveles de educación y deficiente cobertura de salud, que obligan a unos quinientos compatriotas a salir cada día hacia Estados Unidos y otros países.

“Si El Salvador no cambia, se hunde”, enfatizó.

El mismo día Funes se reunió con decenas de empresarios, académicos y profesionales en un hotel de Arlington, Virginia, a quienes aseguró estrechar las relaciones con ese gremio en un posible gobierno del FMLN.

También les informó sobre su reunión con el subsecretario del Departamento de Estado, Thomas A. Shannon y su equipo de asesores, de quien recibió la “seguridad” de que Estados Unidos no intervendrá en el proceso eleccionario salvadoreño y que están dispuestos a “dialogar” con el gobierno que resulte electo en marzo de 2009, sin importar la bandera política.

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login