Sentencian a dueño de El Pollo rico por lavar dinero y contratar indocumentados

Un juez federal en Maryland condenó a tres años de prisión al empresario peruano Francisco Solano por lavar dinero y contratar a inmigrantes indocumentados en su restaurante “El Pollo Rico”.

El juez Roger Titus, de la corte federal en Greenbelt, Maryland, ordenó también la confiscación de 7.2 millones de dólares derivados de sus actividades ilícitas, informó el fiscal federal Rod Rosenstein.

Los bienes de Solano, de 57 años, incluyen 13 cuentas bancarias y de inversiones, siete propiedades en Maryland y Virginia, tres vehículos, monedas coleccionables y joyas.

“Este tipo de procesos son esenciales si queremos que negocios cumplidores de la ley tengan una oportunidad justa de competir”, dijo el fiscal Rosenstein.

“Los empleadores que contratan indocumentados sin incluirlos en los libros de contabilidad y les pagan en efectivo tienen una ventaja injusta sobre empresarios honestos que trabajan duro y cumplen las leyes”, agregó.

Andre Martin, encargado del caso para el Servicio de Rentas Internas (IRS), señaló que “la estructuración y lavado de fondos es una manera empleada por personas para esconder la fuente real de su dinero”.

La esposa del empresario peruano, Inés Hoyos-Solano, de 60 años, fue sentenciada anteriormente en relación al caso a cuatro meses de detención domiciliaria.

Los hermanos de Solano también recibieron sentencias, aunque más ligeras. Consuelo Solano, de 70 años, fue sentenciada a dos meses de cárcel y Juan Faustino Solano, de 58 años, a 15 meses de prisión.

NOTIMEX

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login