Persisten demoras en trámites de ciudadanía

Los retrasos en el proceso de ciudadanía estadounidense persisten pese a las mejoras instrumentadas por el Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS), informó el diario The Washington Post.

El trámite de los casos de ciudadanía se redujo de 18 meses en 2007 a unos 10 meses en la actualidad gracias a la contratación de dos mil 58 nuevos agentes, de los cuales mil 600 fueron asignados a la evaluación de las solicitudes.

La oficina del defensor del pueblo del USCIS reportó que esa entidad federal completó 1.1 millones de solicitudes este año, 433 mil más que el año anterior, de las cuales casi la totalidad fueron aprobadas.

“Esa es una mejora significativa, pero todavía hay mucho que hacer”, señaló el rotativo en su editorial.

Indicó unas 118 mil solicitudes de ciudadanía han estado pendientes por más de dos años y falta completar otras 192 mil a pesar de que fueron presentadas hace más de año y medio.

Además, casi medio millón de casos han estado pendientes por más de nueve meses, señaló The Washington Post, al recordar que el entonces director del USCIS, Emilio González, prometió reducir los trámites a cinco meses.

Recomendó al USCIS mejorar la coordinación con tribunales federales para reducir las demoras en la juramentación de solicitantes ya aprobados.

El defensor del pueblo reportó que a mil 900 solicitantes aprobados se les negó la oportunidad de votar en los comicios del 4 de noviembre porque una corte federal en su área no actuó rápidamente para llevar a cabo su juramentación.

La oficina del defensor del pueblo no identificó a esa corte y el Departamento de Seguridad Interna (DHS), bajo la cual está el USCIS, declinó proporcionar detalles.

El diario indicó que el Congreso, controlado por los demócratas, debe aprobar fondos para el USCIS en lugar de forzar a que esa entidad financie sus operaciones con las tarifas pagadas por los solicitantes de sus servicios.

Señaló que la próxima administración del presidente electo Barack Obama debe reconsiderar el enorme incremento de las tarifas anunciado por el USCIS que permitió la contratación de personal pero impuso una gran carga a los solicitantes.

El aumento de las solicitudes de ciudadanía ocurrió tras las campañas masivas de inscripción de votantes luego de las históricas marchas por una reforma migratoria en 2006.

Asimismo, muchos residentes legales solicitaron la ciudadanía para evitar el pago de las nuevas tarifas que entraron en vigor en julio de 2007.

Solo en el año fiscal 2007 el USCIS recibió 1.4 millones de solicitudes, casi el doble de su volumen normal, una cifra muy superior a su capacidad.

El Fondo Puertorriqueño para la Defensa Legal y la Educación (PRLDEF) y otras organizaciones demandaron en marzo de este año al USCIS y a la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) para que alivien el enorme atraso en las solicitudes.

Pero la demanda fue desestimada por el juez Lawrence McKenna en agosto al indicar que, por cuestiones de seguridad nacional, el Congreso requiere que el FBI revise los antecedentes penales de cada solicitante sin un plazo establecido.

Sin embargo, el USCIS se comprometió a reducir a entre 10 y 12 meses los trámites de la ciudadanía, que antes duraban de 16 a 18 meses.

Los ciudadanos estadounidenses tienen el derecho al voto, oportunidades de trabajos en el gobierno federal, petición de familiares y viajes al extranjero sin límites de tiempo.

A los solicitantes de la ciudadanía se les toma sus huellas digitales y revisa sus antecedentes penales. Además, deben pagar las tarifas y aprobar exámenes de inglés e historia de Estados Unidos.

NOTIMEX

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login