Dos millones en toma de posesión de Obama

A 20 días de la toma de posesión de Barack Obama, las autoridades de la capital estadounidense y de los vecinos estados de Virginia y Maryland han entrado de lleno al proceso para lo que se anticipa será un evento de proporciones históricas.

El Comité Inaugural Presidencial dio a conocer que, siguiendo con una tradición establecida por el presidente George W. Bush, Obama presidirá el llamado “Baile del Comandante en Jefe” el 20 de enero, uno de los varios festejos a los que asistirán el presidente entrante y su esposa Michelle.

Este acto estará reservado para los miembros activos del ejército y los pertenecientes a fuerzas de reserva, soldados heridos en servicio, ganadores de condecoraciones militares, así como las familias de soldados muertos y los que están desplegados en teatros de combate.

“Nuestras tropas son lo mejor que Estados Unidos puede ofrecer, y sin su dedicación y sacrificio no podríamos gozar de las libertades que vienen aparejadas con lo que celebraremos el 20 de enero”, dijo Obama en un comunicado difundido este jueves por el Comité.

El baile, al que sólo se podrá ingresar mediante invitación, será celebrado en el espacioso edificio que alberga al Museo Nacional.

El Comité dio a conocer por otro lado que ha recibido 60 mil solicitudes de personas para servir como voluntarios en las festividades que tendrán lugar el día de la toma de posesión, cifra sin precedente en la historia de estos eventos.

El Comité seleccionará a entre 15 y 18 mil, que en adición a eventos como la toma de posesión, el desfile y los bailes, brindarán apoyo en labores como dirigir el tráfico peatonal en estaciones del Metro cercanas al Capitolio, donde se efectuará la toma de protesta.

Los candidatos seleccionados deberán conocer la ciudad, además de que serán responsables de cubrir sus propios gastos de transporte y alberge, recibiendo sólo alimentación, una credencial conmemorativa y una gorra invernal.

Las autoridades estiman que hasta dos millones de personas podrían darse cita en el Capitolio y el área rectangular que corre entre la sede legislativa y el Obelisco a Washington conocida como Mall, aunque las proyecciones apuntan que la cifra podría ser mucho mayor.

Dada la enorme logística de seguridad que la fecha presentará, el diario The Washington Post reveló que el gobierno de la capital y los de Virginia y Maryland solicitaron al Congreso ayuda para cubrir los costos, que podrían llegar a 75 millones de dólares.

El Congreso ha autorizado al gobierno capitalino hasta la fecha una partida de 15 millones de dólares.

Funcionarios federales estiman que hasta 150 mil personas podrían darse cita en Baltimore para atestiguar el viaje por ferrocarril que Obama efectuará a la capital el 17 de enero, y hasta medio millón podrían concentrarse en el Mall el 18 de enero para asistir al inicio de les festividades con motivo de la toma de protesta.

En una carta dirigida a líderes del Congreso, el alcalde de Washington, Adrian Fenty, así como los gobernadores Martin O”Malley de Maryland y Tim Kaine de Virginia indicaron que las festividades se presentan como “la inauguración presidencial más compleja y la que ofrecerá el mayor reto” en la historia de estos eventos.

Como referencia apuntaron que la toma de posesión de George W. Bush representó un costo de 17.3 millones de dólares, y atrajo una multitud estimada entre 300 y 400 mil personas.

NOTIMEX

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login