Entierran a un niño y un sacerdote muertos por la misma causa

Un niño de dos años y un sacerdote de 54, serán enterrados el próximo lunes tras ser golpeados mortalmente por la rama de un árbol en accidentes separados.

El pequeño Lawrence Wiley Secrest V. conocido por sus familiars como Quinn, falleció el jueves como resultado de las lesions recibidas un día antes, al caerle encima la rama de un árbol mientras se encontraba en el patio de la casa donde vivía en Kensington, Maryland.

El infante se encontraba jugando junto con su hermanito de tres meses bajo el cuidado de una niñera. Nadié más resultó herido.

Según dieron a conocer sus padres: Sara y Lance Secrest, un servicio religioso en memoria de Lawrence será oficiado en la Iglesia Episcopal St. Johns en Georgetown y su entierro sera el próximo lunes.

La familia doliente solicita a la comunidad que en lugar de llevar flores y regalos mejor hagan una donación al Washington’s Children Hospital a nombre de Quinn.

El mismo día que Lawrence fue golpeado y conducido al hospital, fue golpeado fatalmente el sacerdote Michael C. Kelly, pastor de la Iglesia San Francisco de Sales, Purcellville en el condado de Loudoun, Virginia.

Kelly murió cuando se bajó del vehículo que conducía para remover algunas ramas que cayeron en el pavimento, pero cuando se dedicaba a recogerlas le cayó encima un árbol que le causó heridas mortales, por lo que falleció en el acto. Su sepelio también sera el lunes 6 de enero.

Lo dos accidentes ocurrieron la víspera de Año Nuevo, cuando el Servicio Meteorológico Nacional advirtió sobre los fuertes vientos de ese día para la region metropolitana de Washington.

Los vientos de hasta 30 millas por hora causaron la caída de ramas de muchos árboles, cortes de energía eléctrica en diferentes sectores de la region, que además de los dos muertos dejaron varios heridos.

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login