En vigor dispositivo de seguridad en Washington por asunción de Obama

El dispositivo de seguridad para los eventos por la toma de posesión del presidente electo Barack Obama está ya en marcha en esta capital.

Washington muestra ya la implementación del dispositivo de seguridad más importante desde el 11 de septiembre de 2001, y que se extenderá al concierto popular que se llevará a cabo el 18 enero en el Monumento a Lincoln, que se espera atraerá medio millón de espectadores.

Aunque la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) expresó que no hay evidencia de ninguna amenaza exterior o doméstica, la zona de alrededor de cinco kilómetros cuadrados a la que nadie tendrá acceso sin pasar por detectores de metal y revisión de pertenencias es estrechamente vigilada por las policías local y federal.

Elementos del Servicio Secreto revisan ya las gradas y sanitarios públicos instalados desde hace varios días a lo largo de la ruta del desfile en la avenida Pensilvania, desde el Capitolio hasta la Casa Blanca.

Oficiales armados vigilan también desde las azoteas de algunos edificios públicos como el Congreso, mientras el patrullaje de oficiales en auto y bicicleta se hace mas notorio.

Las plazoletas y zonas verdes a las que se restringirá el acceso al público muestran ya un enrejado temporal, tal es el caso de la Plaza John J. Pershing, localizada en el costado este de la casa Blanca.

A lo largo de la zona restringida, cientos de trabajadores alistan las vallas metálicas que impedirán el tráfico vehicular y controlarán a los peatones durante las celebraciones.

El dispositivo de seguridad está instrumentado para la protección de las multitudes y también como medida precautoria, luego de que Obama recibió amenazas de muerte desde su campaña presidencial y el FBI reportó una intensificación de comentarios racistas en sitios de Internet utilizados por supremacistas.

Por primera vez un jefe del Ejecutivo y su familia observarán el desfile desde un palco cerrado con vidrios a prueba de balas construido en la explanada frente a la Casa Blanca.

La compañía constructora todavía trabaja en los terminados de los palcos permanentes localizados a ambos lados de la calle frente al 1600 de la avenida Pensilvania.

El paso en la avenida está ya restringido desde las inmediaciones de la Casa Blair y la calle 17, pues Obama se muda este jueves al lugar que tradicionalmente aloja temporalmente a los futuros mandatarios y sus familias, cinco días antes de la toma de posesión.

El plan de seguridad que las autoridades han previsto incluye una red de agentes de seguridad pública de alrededor de 20 mil elementos provenientes de comandos de aéreos, terrestres y acuáticos.

La plantilla de seguridad incluye oficiales de policía, tropas de la Guardia Nacional y agentes vestidos de civil de más de 50 corporaciones según reportes actualizados.

Equipos de análisis de inteligencia, expertos en bombas, especialistas en seguridad cibernética y en negociación de rehenes, así como personal de emergencias médicas y unidades de armas especiales y tácticas conocidas como SWAT, estarán preparadas para cubrir alguna eventualidad.

Autoridades del Distrito de Columbia han estimado el costo de la toma de posesión para la ciudad en 50 millones de dólares. Los colindantes estados de Maryland y Virginia esperan gastar 12 y 16 millones de dólares, de manera respectiva.

El presidente George W. Bush declaró el miércoles “estado de emergencia” durante la toma de posesión.

Esto con el fin de que la ciudad asegure fondos federales para la subvención de los gastos ocasionados por el bloqueo de calles, los puntos de revisión y el apoyo aéreo para la protección de una asistencia estimada entre dos y cuatro millones de personas.

NOTIMEX

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login