Deportan a madre nicaragüense pese a huelga de hambre de hijos

Miami.- La inmigrante nicaragüense Marisela Soza fue deportada luego que una corte de Apelaciones de Inmigración se negó a reabrir su caso, mientras sus hijos suspendieron la huelga de hambre que iniciaron hace tres días para evitar la repatriación.

“Inmigración se negó a detener la deportación y Marisela fue enviada a Nicaragua”, dijo Alfonso Oviedo, abogado de la Fraternidad Nicaragüense, un grupo defensor de los derechos de los inmigrantes.

Oviedo argumentó sin éxito ante el tribunal de apelaciones que Soza estaba amparada por la Ley de Ajuste Nicaragüense y de Alivio para Centroamérica, conocida como NACARA.

Soza, de 32 años, fue arrestada por el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) el 19 de diciembre de 2008 en Pompano Beach, al norte de Miami, cuando se dirigía a su casa tras dejar a su hija Cecia en la parada del autobús del colegio.

Los hijos de Marisela, Cecia -de 12 años- y Ronald -de nueve- iniciaron una huelga de hambre en un intento por detener la repatración y enviaron una carta al presidente Barack Obama en la que le cuentan lo que sienten cada día al despertar sin su madre.

“Es muy difícil”, dijo la pequeña Cecia, y luego se soltó en llanto ante las cámaras de televisión. Los dos menores, quienes nacieron en Estados Unidos, quedaron bajo la tutoría de Nora Sándigo, activista de la Fraternidad Nicaragüense.

“El gobierno los ha dejado huérfanos”, declaró al canal 51 local Roland Soza, padre de los menores, quien está escondido por temor a ser detenido, debido a que también se encuentra en calidad de indocumentado en Estados Unidos.

Marisela llegó a este país en 1997 como muchos inmigrantes, cruzando a pie por la frontera de Texas y, según datos del ICE, fue acusada de entrar en forma ilegal y puesta en proceso de deportación desde julio de 2004.

Los hijos de Marisela cuentan con el apoyo de varias organizaciones pro-inmigrantes, que además abogan por los casos de otros 600 niños que han sido separados de sus padres y que ahora esperan que el gobierno de Obama actúe para evitar la disolución de esas familias.

Obama ha dicho que su gobierno revisará las detenciones de inmigrantes indocumentados porque quiere cerciorarse de que esa política funcione de “una manera humana”.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login