Insulza: la V Cumbre será una oportunidad para avanzar en las relaciones interamericanas

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, advirtió que la V Cumbre de las Américas será una oportunidad única para que el nuevo presidente de EE.UU. dialogue con sus colegas de la región y, en el marco del multilateralismo demuestre que está dispuesto, tal como lo ha manifestado en el pasado, a discutir políticas “con ellos” y no “para ellos”.

Asi lo señaló durante la conferencia “El Futuro de la Iniciativa por la Democracia: La Nueva Administración y los Poderes Emergentes de América Latina”, dictada en la Facultad de Relaciones Internacionales de la Universidad George Washington.

Agregó que la realidad de las relaciones hemisféricas, muestra que, hasta ahora, estas no han sido prioridad en la agenda de la política internacional de los Estados Unidos.

El líder del mayor organismo hemisférico detalló algunas de las características que demuestran que la región ha cambiado sustantivamente y ha logrado un significativo avance a nivel de su desarrollo democrático y económico en los últimos años.

Resaltó el rol de América Latina como un socio comercial clave de los Estados Unidos, y se refirió a los antecedentes en las relaciones comerciales bilaterales de gran envergadura con países como México, Venezuela y Brasil.

Insulza sugirió cómo la nueva agenda multilateral hemisférica podría transformarse aprovechando la realización de la V Cumbre de las Américas, que se celebrará durante el mes de abril en Puerto España, Trinidad y Tobago, y puso de relieve que todos los mandatarios que participarán en la V Cumbre han sido democráticamente elegidos.

El secretario general reconoció que a pesar de que América Latina y el Caribe no han sido prioridad en la agenda estadounidense, temas como inmigración, tráfico de drogas, energía y crimen organizado, han formado parte del debate político norteamericano y están fuertemente ligados a las prioridades del resto de la región.

Expresó su convencimiento de que existen oportunidades para mejorar las relaciones hemisféricas, aunque también advirtió que no hay suficiente tiempo de fijar una nueva agenda para la Cumbre de Trinidad y Tobago, ya que sólo faltan 90 días para su realización.

“Tres meses no son suficientes para cambiar radicalmente todas las políticas existentes, pero hay señales que demostrarían que el nuevo gobierno de los Estados Unidos está dispuesto a considerar la visión de los latinoamericanos en la formulación de sus nuevas políticas”, reiteró.

Insulza expresó su percepción de que los líderes que participarán en la Cumbre desearán abordar temas de cooperación hemisférica en los cuales existen preocupaciones comunes, y desde su punto de vista, el efecto de la crisis global en la región será prioridad en las discusiones.

Como parte central de su exposición, Insulza explicó que existen seis temas fundamentales que marcan las relaciones de Estados Unidos con América Latina y el Caribe: comercio, inmigración, energía, calentamiento global, crimen y las relaciones con Cuba.

En este sentido, insistió en la importancia de que el gobierno de Estados Unidos tome medidas para mejorar las relaciones con la región, entre ellas: avanzar en la aprobación de los tratados de libre comercio pendientes, ejercer un marcado liderazgo en las discusiones del tema del calentamiento global.

También reducir las tarifas para la importación de etanol, realizar cambios en las políticas de deportaciones, actuar decididamente para erradicar el tráfico de armas en la frontera sur del país, minimizar las restricciones a Cuba y normalizar las relaciones con Bolivia y Venezuela.

Advirtió que no es viable que la Cumbre provea todas las respuestas a las materias mencionadas. “Las verdaderas expectativas de los países apuntan a que, luego de varios años de políticas unilaterales, nuestros líderes se reunirán a hablar abiertamente acerca de las prioridades comunes y de las oportunidades de cooperación”, puntualizó.

“Nadie espera que el Presidente Obama

You must be logged in to post a comment Login