Se exhiben obras maestras que adornaron la casa de Yves Saint Laurent

LONDRES (AFP) – Algunas de las obras maestras que decoraron la casa del rey de la moda Yves Saint Laurent, fallecido en junio pasado, y de su inseparable pareja y socio Pierre Bergé, se exhiben desde el jueves en la casa Christie’s en Londres, antes de su subasta en febrero en París.

Entre los tesoros de esta colección – una de las más “asombrosas”, según Christie’s – figuran desde cuadros de Matisse, Duchamp y Mondrian hasta esculturas romanas pasando por piezas de orfebrería del renacimiento alemán, muebles Art Decó y libros valiosos.

El remate de 733 obras coleccionadas durante más de cuatro décadas por Saint Laurent y Bergé – que se vaticina será “una de las grandes ventas de este siglo” – podría recaudar entre 200 y 300 millones de euros (entre 260 y 400 millones de dólares), indicó Thomas Seydoux, uno de los directores del departamento internacional de Christie’s.

“Es la más fantástica yuxtaposición de objetos que he visto jamás”, exclamó Jonathan Rendell, presidente adjunto de Christie’s America, durante la presentación de algunas de las piezas estrellas.

Rendell contó que había quedado asombrado al visitar los departamentos de Yves St Laurent y Bergé, en París. “Todo lo que había era de una calidad excepcional”, dijo.

Entre las pinturas que se exhiben en Londres figura “La Tasse de Thé” de Fernand Leger (1921), estimada entre 10 a 15 millones de euros (13 a 19 millones de dólares) y un bello cuadro de Henri Matisse, “Le Coucous, tapis bleu et Rose” (12 a 18 millones de euros, 18 a 23 millones de dólares).

También viajaron a Londres un cuadro de Picasso, “Instruments de Musique sur un gueridon” (25-30 millones de euros, 32-39 millones de dólares), una composición de Mondrian que perteneció al director de cine Otto Preminger (7-10 millones de euros), lámparas Art Decó, piezas de orfebrería y una escultura romana que tiene 20 siglos.

“Saint Laurent y Bergé eran coleccionistas serios. Se dejaban asesorar, pero sabían lo que querían. Por ejemplo, compraron una escultura de Brancusi cuando casi nadie sabía quién era. Se centraron en la calidad, el origen y el estado de conservación de las piezas. Y jamás negociaron el precio de algo que querían, aunque a veces pidieron pagar a plazos”, contó Sexdoux a la AFP.

La escultura de Brancusi, “Madame L.R”, que perteneció a Leger, está estimada en 15-20 millones de euros (19-26 millones de dólares).

Los especialistas de Christie’s tardaron meses en catalogar las piezas desde que en junio “Bergé decidió poner en venta la colección en beneficio de la Fundación Saint Laurent, que apoya entre otras cosas la lucha contra el sida”, explicó Seydoux.

Pese a reconocer la dimensión de la crisis, Christie’s espera atraer a coleccionistas del mundo entero, dada “la calidad excepcional de las obras”.

Todo en esta subasta roza lo excepcional: las obras, el catálogo de cinco volúmenes con prólogo de Bergé, de diez kilos, y el sitio de la subasta: entre el 23 y 25 de febrero en el museo parisiense de los Campos Elíseos.

En ese prólogo, Bergé escribe que se separa de la colección “sin pesar ni nostalgia”.

Hasta el momento, el único punto de discordia es la indignación de Pekín porque la subasta incluye dos tesoros de su patrimonio histórico que durante siglos decoraron el Antiguo Palacio de Verano de Pekín.

Las dos esculturas – una cabeza de conejo y otra de ratón – fueron robadas cuando las fuerzas francesas y británicas destruyeron el famoso complejo de palacios y jardines en 1860. China ha reclamado en vano que las piezas le sean devueltas.

You must be logged in to post a comment Login