En Davos el secretario general de la OEA debate la crisis económica y su impacto en la región

El secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, dijo hoy en Davos que para hacer frente a la crisis financiera mundial, América Latina debe lograr coherencia entre la necesidad de cumplir con tareas esenciales en educación, salud, vivienda y seguridad, recurriendo a Estados pequeños y con un reducido ingreso fiscal.

Advirtió que aun cuando la región tiene gobiernos más transparentes, más sólidos y más realistas, que enfrentan los retos con decisión, este es un tema que deberá ser enfrentado en el contexto de las complejidades económicas que harán impacto en los países de la región en los tiempos que se avecinan.

Durante un panel que se desarrolló hoy en el marco del Foro Económico Mundial (World Economic Forum, WEF, su sigla en inglés), en Davos, Suiza, el Secretario General Insulza, y los Presidentes de México, Felipe Calderón y Colombia, Álvaro Uribe, compartieron sus perspectivas acerca del futuro de la región y de sus propios países, en el presente contexto económico internacional.

El debate estuvo centrado en el análisis de la situación económica y social de América Latina dada la estabilidad macroeconómica y el desarrollo sostenido alcanzado por la región en los últimos años, y considerando que el producto interno bruto (PIB) del área en los últimos seis años ha sido de más del 5% anual y la tasa de pobreza se ha reducido en aproximadamente 10%.

Insulza afirmó la importancia de que América Latina defina sus políticas para enfrentar la crisis, teniendo claridad de sus capacidades y limitaciones. Al respecto añadió que la coherencia entre las promesas de los gobernantes y las reformas fiscales necesarias para cumplirlas “es un tema que Latinoamérica tiene que confrontar en algún momento”.

Insulza explicó que “en medio de la crisis hemos aprendido mucho sobre el buen gobierno y esto ha mejorado la región, hoy tenemos gobiernos mas sólidos y mas realistas”. Calificó de “injusto” que la gestión de de muchos gobiernos de la región sea juzgada de forma rigurosa, sin tener en cuenta que la mayoria de ellos han debido enfrentan retos de larga data: “muchos de los problemas que hoy enfrentan se remontan a varios años atrás; que los presidentes de hoy les estén haciendo frente, es digno de reconocimiento,” dijo.

Durante el debate, el Presidente Calderón hizo referencia al crecimiento positivo de América Latina en los años recientes y a la necesidad de coordinar esfuerzos entre las economías más pequeñas para encontrar “una vía de salida” a la actual crisis económica mundial. Por su parte, el Presidente Álvaro Uribe insistió en la importancia de tener el apoyo de la comunidad mundial para disminuir los efectos de la crisis y junto con su homólogo mexicano, reiteró la necesidad de fortalecer la inversión extranjera.

La sesión, que fue moderada por el ex Presidente mexicano y actual Director del Centro de Estudio para la Globalización de la Universidad de Yale, Ernesto Zedillo, también tocó temas relativos a educación, infraestructura, gobierno, y medio ambiente.

En el contexto del Foro Económico Mundial, el Secretario General de la OEA participó también en paneles sobre los retos y oportunidades que América Latina tendrá este año, y sobre el creciente rol de Brasil, como un país de gran influencia a nivel mundial en relación con la Ronda de Doha y en la lucha contra el cambio climático. En la reunión de Davos, que concluye el próximo domingo 1 de febrero, participan destacados líderes políticos, académicos, laborales y empresariales del mundo entero.

You must be logged in to post a comment Login