Buscan vedar carruajes con caballos en Parque Central de Nueva York

Por Angélica Peña

Nueva York.- La imagen de los carruajes tirados por caballos en el Parque Central de Manhattan, que durante décadas han deleitado a los turistas de Nueva York, podría cambiar debido a un proyecto de ley que busca prohibir su uso.

Este viernes, las docenas de carrozas que pasean a los miles de turistas en el parque estaban ausentes, debido a que sus conductores se dieron cita en la alcaldía para protestar contra la iniciativa de ley y pedir un aumento en sus tarifas. La prohibición de los carruajes tirados por caballos afectaría a los más de 300 trabajadores de la industria ecuestre que laboran en los cinco establos localizados en el oeste de Manhattan.

El concejal de Queens, Tony Avella, apoyado por la Coalición de Protección de los Animales de la ciudad de Nueva York, sometió este viernes un proyecto de ley, con 35 mil firmas de respaldo, que busca prohibir que los caballos sean utilizados para jalar las carrozas.

“Ese señor va a perder. No va a ganar nada. Avella tiene muchos problemas en su distrito y quiere hacer su carrera a costa de los caballos y de quienes trabajamos duro en esta industria”, dijo Tony Salerno, administrador de uno de los establos.

Según Salerno, familias enteras que han dedicado toda su vida a los caballos se verían afectadas de ser aprobado el proyecto, entre ellas unas 50 familias de inmigrantes hispanos. El mexicano Miguel Marín, quien trabaja desde hace 18 años en los establos, afirmó: “Todo lo que he obtenido se le debo a los caballos y muchos de nosotros nos veríamos muy perjudicados si los establos cierran”.

Marín, originario del central estado de Puebla, empezó en la industria cuidando, alimentando y limpiando a los equinos y poco a poco fue aprendiendo más acerca de estos animales, por lo que hoy afirma con satisfacción haber “sanado y salvado a muchos caballos”.

Hermilo Márquez, quien trabaja como cochero, aseguró que “es un privilegio ser guía turístico en una ciudad como Nueva York, a donde llegan millones de personas del mundo al año”.

La Coalición de Cocheros también presentó una propuesta de ley que pide dos proveedores adicionales de agua para los animales, así como un incremento en la tarifa del paseo en carroza por el parque, que en la actualidad es de 34 dólares y buscan que suba a 44 dólares.

“Hemos trabajado con esa misma tarifa durante los últimos 20 años y es justo un aumento”, sostuvo Márquez, originarios del central estado de México y quien lleva trabajando ocho años con los caballos de la ciudad. Entre los inmigrantes que trabajan en la industria de los establos en Nueva York destacan los mexicanos, salvadoreños, guatemaltecos, brasileños y colombianos, aunque también tienen presencia italianos e irlandeses.

“Este ha sido mi trabajo durante los últimos 15 años y este es el sostén de mi familia”, apuntó Pedro Tapia, del central estado mexicano de Puebla y quien trabaja como cochero desde hace 10 años, empleo que le ha permitido sostener a su esposa y sus cinco hijos.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login