Partido Republicano tiene a su primer presidente afroamericano

El Partido Republicano eligió en una cerrada votación a Michael Steele, ex vicegobernador de Maryland, como su presidente, en la primera vez de su historia que la agrupación será dirigida por un afroamericano.

Steele se convirtió en líder de los republicanos al cabo de seis rondas de votación contra cuatro contendientes, incluido el presidente saliente Michael Duncan, identificado con la era Bush, en el marco de la reunión anual del partido.

“Es hora de algo totalmente diferente”, señaló Steele al asumir el liderazgo de la agrupación conservadora ante un auditorio repleto de la jerarquía nacional partidista en un hotel local.

“Vamos a llevar a este partido a cada esquina, a cada vecindario, a cada comunidad, y vamos a decir que deseamos ser parte de esto”, señaló Steele en alusión a la percepción de que los republicanos han desatendido la inclusión racial en sus filas.

Durante la pasada Convención Nacional Republicana en St. Paul fue evidente la escasa presencia de conservadores provenientes de las minorías afroamericana o hispana.

Aunque el Partido Republicano tiene su mayor fuerza en el sur de Estados Unidos, Steele sostuvo que una de sus metas es ampliar su fuerza en otras regiones del país. “Vamos a ganar el noreste”, dijo respecto a una de las zonas más liberales del país.

Steele asume el liderazgo luego que los republicanos han sufrido sucesivos descalabros electorales. En noviembre de 2006 perdieron la mayoría en la Cámara de Representantes y el Senado, que habían controlado desde su triunfo en noviembre de 1994.

El pasado 4 de noviembre perdieron la Casa Blanca y encogieron su presencia en ambas cámaras del Congreso.

El ex presidente George W. Bush, en uno de sus últimas entrevistas antes de dejar el poder, atribuyó la impopularidad de los republicanos a las posiciones que mantienen en temas como la reforma migratoria y su retórica antiinmigrante. La Plataforma Política Republicana de 2008 cerró la posibilidad de apoyar una reforma a las leyes de migración. Bush aseguró que la postura oficial republicana de rechazo a la inmigración pudo tener un impacto adverso no sólo entre la comunidad de inmigrantes sino entre otros grupos de la población.

Steele era visto como uno de los más moderados entre los contendientes, ya que apoya posiciones liberales en temas sociales, como su respaldo a programas de acción afirmativa para cerrar la brecha de oportunidades para las minorías raciales.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login