Positiva presidencia de Obama para medio ambiente: Gore

Por David del Río

Davos.- El Premio Nobel de la Paz 2007, Albert Gore, estimó en el Foro de Davos que el cambio de presidente en Estados Unidos es muy positivo para la lucha contra el calentamiento global, y elogió la conciencia ecológica del nuevo mandatario Barack Obama.

En una conferencia del Foro Económico Mundial, Gore estimó que el anterior gobierno estadounidense resultó frustrante para la causa de la protección del medio ambiente porque el ex presidente George W. Bush rechazó firmar pactos internacionales de reducción de emisiones.

Gore, ex vicepresidente de Estados Unidos, comentó que la llegada de Obama a la Casa Blanca supone un cambio en este tema de “gran magnitud” respecto a la postura mantenida los últimos ocho años por Washington. Incluso lo calificó como “el más verde” entre los líderes políticos mundiales en referencia a su sensibilidad por la ecología.

Desde su llegada al poder hace dos semanas, Obama ha lanzado ya una iniciativa de eficiencia energética que obligará a los fabricantes de automóviles a construir vehículos más limpios, que consuman menos combustible y contaminen menos.

Gore se mostró convencido de que el Ejecutivo de Obama está muy consciente de la necesidad de que avance el futuro Tratado de Copenhague de reducción de emisiones de bióxido de carbono, que se debatirá en diciembre de este año en Dinamarca.

“La nueva administración es muy seria en este tema”, comentó durante su comparecencia este viernes en Davos y añadió: “Necesitamos un acuerdo este año, no el siguiente o en otro momento”.

El director del documental “Una verdad incómoda” sobre los peligros del cambio climático, urgió a Obama y al resto de líderes mundiales a alcanzar un rápido acuerdo para luchar contra el calentamiento global sin tener en cuenta la crisis financiera.

México es clave para éxito de cumbre ambiental de Copenhague

Davos.- México tiene actualmente una mayor disposición de firmar tratados internacionales que lo comprometan a luchar contra el calentamiento global, aseveró en el Foro de Davos el Premio Nobel de la Paz 2007, Albert Gore.

En una conferencia acerca de la próxima cumbre de Copenhague (Dinamarca) sobre este rubro, Gore estimó que los países emergentes y en desarrollo tienen “la llave” del éxito de la reunión, que busca un nuevo compromiso internacional para la protección del medio ambiente.

Al respecto, mencionó a México como uno de los países clave para que la cumbre -prevista del 30 de noviembre al 11 de diciembre de 2009 en la capital danesa y que busca ampliar el Protocolo de Kioto- culmine con un nuevo tratado de reducción de emisiones de bióxido de carbono.

El ex vicepresidente estadounidense, quien el año pasado dio una conferencia en México sobre el cambio climático, se mostró esperanzado en que los países emergentes firmen el tratado final aunque los comprometa a recortar sus emisiones. “Una de las cosas que cambió desde Kioto es que Brasil, México, China e Indonesia están más dispuestos a aceptar un nuevo tipo de compromiso de cumplimiento obligatorio pero diferenciado” en materia de medio ambiente, comentó Gore.

“Los países en desarrollo realmente tienen la clave del éxito de esta cumbre. Será difícil para ellos aceptar compromisos obligatorios”, reconoció sin embargo el director del documental “Una verdad incómoda”. Gore explicó que las naciones en desarrollo corren más riesgos que las desarrolladas en la lucha contra las emisiones de gas carbónico porque están menos adaptados en general al cambio climático.

“Lo que esperamos de Copenhague es una visión compartida (entre países desarrollados y emergentes) de aquello en lo que debe convertirse nuestro mundo”, señaló.

“Necesitamos un acuerdo este año, no el siguiente o en otro momento”, insistió Gore en Davos, en donde también se encuentra el científico mexicano Mario Molina, Premio Nobel de Química 2007, quien es asesor en materia de medio ambiente del presidente esta

You must be logged in to post a comment Login