Preparan en EU la defensa económica de indocumentados

Chicago.- Líderes de organizaciones pro inmigrantes preparan una defensa económica de las medidas requeridas en beneficio de indocumentados, a fin de incluirlas dentro de las prioridades del gobierno del presidente Barack Obama.

Artemio Arreola, director político de la Coalición pro Defensa de Inmigrantes y Refugiados (ICIRR), explicó en entrevista que al ser la situación económica el tema en el que se concentrará el gobierno de Obama, se ha planteado manejar una estrategia pro inmigrante bajo ese ángulo.

Por ejemplo, precisó, organizaciones involucradas en el cabildeo preparan un estimado del costo de la construcción del muro y su efectividad para frenar la entrada de indocumentados, así como del envío de cartas de Seguridad Social “No Match” a las empresas.

“La prioridad del gobierno de Obama es el aspecto económico, entonces si lo quieren ver por ese lado demostraremos con datos serios a su equipo el alto costo de las redadas y deportaciones para el gobierno y la escasa efectividad de las mismas”, expresó.

“La idea es mostrar que es más costoso perseguir indocumentados y los beneficios económicos que tiene para el país legalizarlos”, sentenció.

Añadió que estudiarán por oficina de gobierno cuáles son los presupuestos que se les destinan y el gasto previsto para los mismos, “porque por ahí podemos conseguir cosas, y lo que tenga que llevarse al Congreso lo llevaremos”.

El plan de los grupos activistas definirá también el rostro de la inmigración, ya que actualmente se relaciona con ilegalidad, protección de fronteras y ciudadanización.

“Se han olvidado de los hijos de ciudadanos, de los inmigrantes que son ciudadanos, los hijos de todos ellos y los hijos de los residentes y de los indocumentados. Juntando a todos hablamos más o menos de 70 millones de habitantes”, dijo.

En este sentido comentó que Estados Unidos carece de un programa de integración suave, no impositivo, a la vida del país que incluya lo cultural, el aprendizaje de inglés, la preparación política, entre otros aspectos.

“En la Unión Europea hay planes que integran a los inmigrantes a la sociedad en cada uno de sus naciones, en lugar de estar apretando las leyes migrantes”, enfatizó.

Arreola destacó que existen varios movimientos administrativos que el presidente Obama puede realizar sin autorización del Congreso, los cuales facilitarían la vida de la comunidad inmigrante, y donde los activistas pretenden presionar.

Después, agregó, se podría esperar que el Congreso sea coherente con la política del presidente y no solo impulse la reforma migratoria sino que distribuya fondos a programas que integren a la inmigración.

Por lo pronto, prosiguió, ya se inició un trabajo de acercamiento con los nuevos legisladores que llegan al Congreso sin una posición comprometida sobre el tema, y con el resto para definir los votos favorables que tiene en este momento una reforma migratoria.

“Ya tuvimos nuestras primeras reuniones con legisladores, pero por supuesto este es un trabajo lento y detallado que estaremos haciendo al mismo tiempo en el gobierno y el Congreso”, indicó.

El activista, precursor de las marchas masivas en Chicago, aseguró que la comunidad inmigrante debe seguir presionando, pero de una manera más articulada, “podemos seguir haciendo lo que hemos hecho en el pasado, que nos ha funcionado, pero tiene que venir unido con otras cosas y hacerlo más efectivo”.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login