“Fallé, y esto es parte de la era de la responsabilidad”: Obama

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, admitió que falló, al perder a dos de sus nominados a su gobierno debido a problemas relacionados con evasión de impuestos.

“Estoy aquí en la televisión para decir que fallé, y esto es parte de la era de la responsabilidad”, dijo Obama el martes en una entrevista con la cadena NBC.

El mandatario se refirió a las renuncias de Tom Daschle, nominado como secretario de Salud, y Nancy Killefer, designada de la recién creada Oficina de Evaluación del Desempeño.

“Yo los designé. Pienso que son personas destacadas”, apuntó el mandatario, quien indicó que no puede haber normas diferentes para las personas prominentes y otras para los ciudadanos comunes sobre el pago de impuestos.

Señaló que “no se trata de nunca cometer errores, sino de asumirlos y asegurar de que nunca se repitan y eso es lo que intento hacer”.

Daschle, ex senador demócrata, renunció a su nominación luego de disculparse la víspera por incumplimiento del pago de más de 120 mil dólares de impuestos por su trabajo como consultor.

En cuanto a Killefer, en marzo de 2005 las autoridades impusieron un embargo sobre su propiedad después de que dejara de pagar impuestos de 900 dólares en compensación por desempleo para un empleado doméstico.


Evasores fiscales ponen en apuros a la Casa Blanca

La Casa Blanca pasó apuros para defender el proceso de selección de los nominados al gabinete del presidente Barack Obama, luego que dos de los candidatos renunciaran al darse a conocer que omitieron el pago de impuestos.

Sin embargo, el vocero de la Casa Blanca, Robert Gibbs, rechazó en rueda de prensa que las renuncias de Tom Daschle y Nancy Killifer puedan restar de alguna forma credibilidad a la imagen de cambio que Obama pregonó a lo largo de su campaña presidencial.

Obama “entiende que cambiar la forma en que Washington ha operado en las últimas tres décadas no es un proyecto de uno, dos o 15 días. Esto es algo que conlleva trabajo que él hace y que tiene que hacer cada día como presidente de Estados Unidos”, señaló Gibbs.

“Tenemos cuatro años por delante para intentarlo”, dijo el vocero, quien agregó que el gobierno de Obama asume la responsabilidad por las renuncias de Daschle y Killifer, quienes habían sido postulados a la Secretaría de Salud y como supervisora general del gobierno, en forma respectiva.

Gibbs explicó que la Casa Blanca aceptó la renuncia de ambos candidatos y aseguró que el gobierno no tuvo nada que ver con esa decisión, no forzó esos desenlace.

“Por parte de la Casa Blanca, él (Daschle) no recibió ninguna señal”, precisó.

Aunque Gibbs señaló que Obama y Daschle hablaron por teléfono por la mañana, antes de que el ex senador por Dakota del Sur hiciera pública su decisión en un comunicado conjunto difundido por la Casa Blanca.

Daschle anunció este martes su renuncia como nominado a secretario de Salud, horas después que Killifer había hecho lo mismo respecto de su nominación como titular de la Oficina de Evaluación de Desempeño

En ambos casos, las renuncias se dieron después que se dio a conocer que los dos nominados omitieron el pago de impuestos por diversos conceptos, como sucedió con el secretario del Tesoro, Tim Geihtner, quien sin embargo, fue confirmado al cargo por el Senado.

Gibbs dijo que en ambos casos la Casa Blanca aceptó la renuncia ofrecida por ambos nominados y aseguro que ellos no tuvieron nada que ver en ambas decisiones, o forzó de alguna manera tales desenlaces.

Con todo, el vocero presidencial se vio en aprietos para explicar como fue posible que las omisiones fiscales de Daschle y Killifer hubieran pasado desapercibidas en el exhaustivo proceso de verificación de antecedentes a que son sometidos los nominados.

Obama “tiene confianza en las personas que ha elegido para servir en su gobierno” y en el sistema para seleccionarlas, sostuvo el vocero de la Casa Blanca en varias ocasiones ante las preguntas insistentes de la prensa.

Gibbs e

You must be logged in to post a comment Login