Promulga Obama ley de seguro médico a niños inmigrantes

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, promulgó la extensión del Programa Estatal de Seguro Médico Infantil (SCHIP) que permitirá que los niños inmigrantes legales dejen de esperar cinco años por atención médica.

La protección de la salud de los niños “es una responsabilidad que se ha hecho más urgente a medida que la crisis se profundiza, los costos de salud crecen y millones de familias trabajadoras no pueden pagar seguro médico”, dijo Obama al promulgar la ley.

La nueva legislación cubre a siete millones de niños, ofrece cobertura a cuatro millones de niños adicionales y levanta la prohibición para que los estados ofrezcan seguro médico a niños residentes legales y a las madres embarazadas inmigrantes.

La legislación incrementa los impuestos al tabaco para cubrir los gastos calculados en más de 32 mil millones de dólares hasta 2013.

Desde su creación hace más de diez años, el SCHIP ha ayudado a millones de niños cuyos padres trabajan tiempo completo, pero no pueden pedir asistencia bajo el programa de Medicaid por sus ingresos y tampoco pueden pagar un seguro médico privado, dijo Obama.

El SCHIP “ha ofrecido atención médica cuando los niños están enfermos y servicios preventivos para que se mantengan saludables”, enfatizó el mandatario.

Añadió sin embargo que ocho millones de niños y en total 45 millones de estadounidenses siguen sin seguro en el país.

Dijo que la legislación es “solamente un paso”, porque el paquete de estímulo económico en el Congreso incluye la computarización de los historiales médicos que eliminarán deficiencias, ahorrarán millones de dólares, crearán trabajos y, lo más importante, salvarán vidas.

Con respecto a las críticas a esos gastos, recordó que los estadounidenses votaron en noviembre pasado por el “cambio” y por eso urgió a los legisladores a “actuar sin demora”.

El ex presidente George W. Bush vetó en 2008 en dos oportunidades una legislación similar, pese a su apoyo bipartidista, porque alegó que cubría a personas con ingresos superiores al promedio nacional y además incrementaba los impuestos.

Republicanos en el Senado intentaron mantener la cláusula que obliga a los niños inmigrantes legales a esperar cinco años para recibir cobertura médica, pero los demócratas bloquearon esos intentos.

“El SCHIP es el primer paso de lo punitivo a lo práctico”, dijo el director del Foro Nacional de Inmigración, Ali Noorani.

Añadió que los esfuerzos de la Casa Blanca y el Congreso puede “acercarnos al día en que se elabore y apruebe una reforma sensible de inmigración”.

Los niños latinos representan el 38 por ciento del total de infantes sin seguro en Estados Unidos.

“El presidente Obama y el Congreso han eliminado una dura inequidad que impedía el acceso a salud básica para los niños inmigrantes”, dijo el presidente del Fondo México-Estadounidense para la Defensa Legal y la Educación (MALDEF), John Trasviña.

La directora del Centro de Políticas de Inmigración, Angela Kelley, señaló que bajo la nueva ley ningún niño tendrá que esperar varios años para ver a un doctor o tener una vacuna.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login