La espantada del PCN y el PDC en El Salvador

En el 2008 tanto el PDC como el PCN pactaron en el Tribunal Supremo Electoral que las elecciones de 2009 fueran en dos fechas separadas, para evitar que el voto se concentrara solo en dos partidos y esquivar la desaparición.

Lo han conseguido, pero ahora que su objetivo de supervivencia está resuelto, se retiran de la carrera tan tranquilamente, sin pensar demasiado en lo que eso supone para la Democracia.

Entonces se habló del derroche que suponía separar las elecciones para el gasto público del ente colegiado y el de los partidos políticos, nada de eso primó en la decisión.

La decisión se tomó sabiendo claramente que dos elecciones resultan más costosas económica y físicamente para todos.

Nadie se imaginó en aquel momento que los dos partidos pequeños sólo buscaban la superviviencia en primera vuelta y que después se retirarían de la segunda, la vuelta presidencial del 15 de marzo.

Ambos partidos han dicho que todo se debe al componente económico: la segunda vuelta resulta demasiada costosa para seguir.

Las cúpulas de los partidos sostienen que no hay dinero para continuar hasta el final del trayecto democrático, por lo que, una vez asegurada la permanencia, gracias a la salvación en primera vuelta, ahora optan por la retirada, dejando a un claro beneficiario, por lo menos en teoría: el partido oficialista ARENA.

Resulta difícil para el ciudadano normal no pensar que hay algo detrás de las cortinas de estos dos partidos que han decidido retirarse de la contienda presidencial.

El dinero público que les entregó el ministerio de Hacienda a cargo de la partida pública política, se hizo teniendo en cuenta dos vueltas electorales, pero, por si acaso, los partidos retirados ya han dicho, que no devolverán ni un centavo del dinero público recibido, que están endeudados hasta la coronilla.

Por lo visto, todos estamos en crisis y endeudados, también nuestra democracia. Con la retirada se reduce la oferta política, se amañan las elecciones y con ello disminuye también la fuerza de nuestra Democracia.

Fuente: Salvadoreños en el mundo

You must be logged in to post a comment Login