“Soldadito”, de la danesa Annette K. Olesen, tras el Oso de Oro en Berlín

BERLÍN (AFP) – La historia de Lotte, una ex militar danesa que al regresar de Irak trata de salvar a una nigeriana que se prostituye en un pueblo de Dinamarca, es contada por la realizadora Annette Olesen en su película “Soldadito”, proyectada este viernes en el concurso por el Oso de Oro del Festival de cine de Berlín.

“El tema de la película es ¿cómo hacer para salvar a alguien? Cuando comenzamos a trabajar en esta historia teníamos varias pistas: el tráfico de mujeres y las relaciones entre un padre y su hija adulta. Además yo estaba en contacto con una joven militar danesa que había regresado de una misión en Irak, todo eso terminó juntándose”, declaró Olesen tras la proyección.

“No queríamos caer en los esterotipos. Lotte, el personaje danés, le impone a Lilly, la prostituta nigeriana, la opción del bien, regresar a su país, pero Lilly no está de acuerdo”, añadió la realizadora.

“De las seis mil prostitutas que hay Dinamarca, la mitad son extranjeras y quieren quedarse en nuestro país porque son pobres”, declaró por su parte el guionista de “Soldadito”, Kim Fupz Aakeson.

“Las cosas han cambiado en los últimos tiempos en Dinamarca, la gente ya no viene a nuestro país huyendo de una guerra sino a causa de la pobreza, sobre todo en Africa. El mundo se ha acercado a nosotros”, dijo Annette Olesen, de 44 años, una de las realizadoras danesas más conocidas, invitada ya en tres ocasiones a la Berlinale.

“Hace poco nos podíamos contentar con dar dinero a organizaciones de países pobres, pero ahora eso ya no basta”, añadió, recordando además que por primera vez en su historia Dinamarca, tras los atentados de septiembre 2001, envió soldados, como parte de las fuerzas de la coalición internacional, a zonas en guerra como Irak y Afganistán.

Lotte, el personaje interpretado por la actriz Trine Dyrholm, regresa a una pequeña ciudad semirrural de Dinamarca. No tiene trabajo ni dinero. Su padre vive con Lilly, la nigeriana que se prostituye para enviarle unos dólares a su hija en Lagos.

Poco a poco Lotte descubre que su padre maneja una red de prostitución de africanas, y aunque al principo lo acepta, termina rebelándose y enfrentándosele, robándole el dinero que ha ganado con su tráfico de mujeres.

“Los actores nos implicamos en la construcción de la historia, del guión. Discutimos mucho para saber si un padre en Dinamarca podía golpear a su hija adulta. Llegamos a la conclusión de que sí. Entre ellos hay una total falta de emoción, de cariño, de ternura”, declaró por su lado Trine Dyrholm.

“Lotte regresa traumatizada por su experiencia en un país en guerra. Es como una niña que necesita protección, seguridad, ternura. Al final obliga a su padre a castigarla como una manera de absolución”, añadió.

La actriz dijo que en algún momento el equipo de “Soldadito” pensó en un modelo de film como “Taxi driver”, de Martin Scorsese, en el que Robert de Niro trata también de salvar a una muchacha (Jodie Foster) de la prostitución.

“Tratando de salvar a Lilly ella busca salvarse a sí misma. No queríamos imponer soluciones al público”, añadió.

Annette Olesen se refirió al estilo del rodaje diciendo que no era una superproducción.

“Teníamos un presupuesto limitado. Todo el equipo participó en el desarrollo del argumento. Filmamos en provincia. Quería describir un poco lo que esconde ese mundo donde todo funciona bien, describir esa sociedad en la que nada parece fuera de lugar, donde todo parece muy limpio y organizado”, dijo.

You must be logged in to post a comment Login