Ignoran a América Latina en audiencia sobre nominación a director CIA

América Latina fue ignorada en la audiencia que realizó este jueves y viernes el Senado de Estados Unidos sobre la nominación de Leon Panetta como director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

Las “crisis inmediatas” que tiene que afrontar la CIA en estos momentos incluyen Afganistán, Pakistán, Irak, Corea del Norte e Irán, dijo el nominado ante el Comité de Inteligencia del Senado.

“Pero también tenemos que mirar de cerca a Rusia y China, tenemos que mirar a Africa. Tenemos que mirar a América Latina”, apuntó Panetta el jueves en la única mención a la región que hizo durante la audiencia.

El director del Consejo de Asuntos Hemisféricos (COHA), Larry Birns, consideró esa omisión como “una ironía”.

La ausencia de la región en la audiencia del Senado “es una de las manifestaciones de la creciente invisibilidad de América Latina en el debate público” en Estados Unidos, aseveró el experto en entrevista con Notimex.

Antes de ser confirmada por el Senado como secretaria de Estado, Hillary Clinton, destacó a mediados de enero pasado los esfuerzos con Canadá y México, importantes socios comerciales, para reavivar el crecimiento económico.

Clinton señaló en esa oportunidad que la administración del presidente Barack Obama impulsará una “vigorosa participación” en sociedad con toda América Latina, incluyendo al Caribe, a Centroamérica y Sudamérica.

La audiencia en el Senado que analiza la confirmación de Panetta como director de la CIA se enfocó en parte en temas relacionados con la lucha contra el terrorismo, el rechazo a la tortura y el trato a los prisioneros acusados de ese delito.

Rectifica nominado a CIA declaración sobre tortura de prisioneros

Panetta se retractó el viernes de una declaración sobre un programa de transferencia de sospechosos de terrorismo a terceros países donde habrían sido torturados.

“En esa cita particular de que personas fueron transferidas con fines de tortura, esa no es la política de Estados Unidos”, aclaró Panetta en el segundo día de audiencias ante el Comité de Inteligencia del Senado que analiza su confirmación al cargo.

El programa de traslado de prisioneros se realizó con el propósito de “cuestionamientos” bajo la garantía de que no se serían torturados en los países que los recibían, enfatizó.

Dijo que las transferencias continuarán con la nueva administración del presidente Barack Obama, pero, enfatizó que en caso de ser confirmado por el Senado, “buscaré la misma clase de garantías de que (los prisioneros) no serán tratados de manera inhumana”.

Durante el gobierno del presidente George W. Bush existieron denuncias de torturas y métodos duros en los interrogatorios bajo el programa de transferencia de detenidos en “sitios negros” o prisiones secretas.

Panetta dijo el jueves al mismo comité senatorial que “sospechaba” que el gobierno anterior había enviado a personas a otros países que usarían “ciertas técnicas” para obtener información, pero que violaban las normas establecidas.

“Eso es lo que sospecho. No tengo pruebas de eso. No he visto información dentro de la CIA para determinar si eso tuvo lugar o no. Pero cada indicación parece señalar de que usamos esa transferencia extraordinaria con ese propósito”, dijo.

El senador republicano Kit Bond dijo este viernes a Panetta que, como nominado, “no puede estar haciendo declaraciones o haciendo juicios con base a rumores o noticias”.

“Ese fue uno de los elementos que fueron la base de nuestra mala información y la mala inteligencia que recibimos”, puntualizó el senador en referencia a las fallas de inteligencia en años pasados.

Panetta defendió que “mi método es buscar la verdad y hacer todo lo posible para buscar la verdad. A la vez, proporcionaré esa clase de información a este comité”.

Explicó que existen tres tipos de programas de transferencia de detenidos. El primero estuvo relacionado al envío de detenidos a los “sitios negros”, que fueron eliminados por la orden ejecutiva del presidente Ob

You must be logged in to post a comment Login