Patrulla fronteriza exige cuota diaria de detenidos

San Diego.- Un ex agente de la patrulla fronteriza confirmó que su jefatura exige a los oficiales cuotas de indocumentados a ser detenidos a diario, lo que los obliga a buscar inmigrantes incluso en clínicas de salud.

El ex oficial del sector de Riverside, Tony Plattel, fue despedido en enero pasado por rescatar a seis indocumentados que se deshidrataban y su testimonio confirma varias denunciadas hechas por los patrulleros a su sindicato.

De acuerdo con las denuncias, la jefatura de la patrulla para esa zona, unos 100 kilómetros al norte de la frontera entre Estados Unidos y México, establece cuotas de inmigrantes a arrestar diaria y mensualmente.

Plattel dijo a medios de prensa en California que la jefatura del sector exige ocho detenciones diarias “y si un día no se cubre esa cuota, al día siguiente hay que arrestar más “indocumentados para compensar.

El ex oficial fue despedido porque decidió llevar al cuartel a un grupo de seis indocumentados que se estaban deshidratación por permanecer encerrados en la patrulla tipo panel asignada a Plattel.

La jefatura de la patrulla ordenaba que el vehículo permaneciera cerrado hasta llenar su cupo con detenidos.

La presión ejercida por la jefatura fronteriza a sus patrulleros lleva a los oficiales a arrestar a personas en paradas de autobuses públicos, en las calles, afuera de supermercados, centros comerciales o incluso en clínicas de salud, según Plattel.

Uno de esos casos ocurrió el pasado 27 de enero, cuando fueron detenidos para su deportación un grupo de seis padres de familia que llevaban a sus hijos a la escuela en el Distrito Escolar Unificado del Vale de Coachella.

La directora de la escuela elemental o primaria Oasis, en esa zona semidesértica de California, Elizabeth Ramírez, dijo: “sabíamos que habían redadas en los campos (agrícolas) y esas cosas, pero no en nuestras paradas del autobús” escolar que lleva a los niños a clases.

Una funcionaria encargada del transporte escolar en el mismo plantel, Linda Aguirre, dijo haber visto personalmente hasta a seis vehículos de la patrulla fronteriza transitar en convoy y llegar a hacer una redada en la parada del autobús escolar.

El presidente de la filial sindical que agrupa a los patrulleros en ese sector, Lombardo Amaya, aseguró que unos nueve agentes aseguran que la jefatura les exige cuotas de inmigrantes a detener o amenaza con sancionarlos y cambiarlos a los peores turnos de trabajo.

El equipo en Riverside depende del sector de la Patrulla en El Centro, California, en el fronterizo Valle Imperial, donde un portavoz, Richard Vélez, negó que sea política de su institución establecer cuotas de detenidos.

El promedio de 150 detenidos mensuales sería uno de los objetivos de la Patrulla para el área de Riverside, que incluye al condado de San Bernardino, al este de Los Angeles y noreste de San Diego.

Un portavoz del consulado de México en San Bernardino, Federico Bass, comentó que de ser cierta la versión sería preocupante porque estarían en riesgo no sólo los derechos de los inmigrantes, sino también de los residentes legales y ciudadanos estadounidenses latinos.

El sindicato nacional de la Patrulla informó por su parte que averiguará las denuncias.

Además representantes sindicales sostienen reuniones esta semana con el jefe de sector en El Centro, Jeffrey Calhoon, según informó el local sindical.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login