"Siempre soñé con tener una enorme y numerosa familia": madre de octillizos

Los Angeles.- La madre de los octillizos estadounidenses, que nacieron la semana pasada en esta ciudad, ofreció su primera declaración pública en la que dijo que desde muy joven quería ser madre y que luego de tres abortos hasta pensó en el suicidio.

Con sus primeras declaraciones a la cadena NBC, Nadya Suleman, de 33 años de edad, ha empezado a despejar dudas, pero al mismo tiempo esta generando polémica por sus declaraciones que serán vistas en programas a transmitirse el lunes y martes, anunció la cadena.

Suleman, quien ya era madre de seis hijos, cuatro niños y dos niñas y el mayor de ocho años, buscó embarazarse de nuevo por inseminación artificial y cuando los médicos le dijeron que se le colocarían varios embriones fecundados sólo respondió “adelante!”, contó.

La madre desde que tuvo a los octillizos exigió al hospital que mantuviera su identidad en el anonimato y conforme pasaron los días circularon aquí versiones de que cobraría dos millones de dólares por la primer entrevista. Sin embargo, la cadena difundió la víspera un comunicado en el que confirmó la entrevista, pero aseguró que no hubo compensación económica.

Sin embargo, la representante de Suleman, horas antes había dicho que el acuerdo entre la madre y NBC se iba a mantener en secreto.

En la entrevista concedida a la periodista Ann Curry, Suleman le comentó que siempre se consideró miembro de una familia disfuncional, que siempre añoró tener hermanos y que fue por eso que desde adolescente buscó ser madre.

Después de tres abortos, Suleman, quien tiene estudios de licenciatura en Desarrollo Infantil de la Universidad de Fullerton, California, por fin logró su primer hijo a la edad de 25 años.

Estuvo casada por ocho años con Marcos Gutiérrez y aunque hubo varios intentos fallidos de reconciliación se divorciaron en 2008 y ahora vive con sus padres que son los que la ayudan con sus hijos. Para la procreación de los octillizos empleo el esperma donado por un amigo.

La nacida en Fullerton y crecida en La Puente, California, Suleman, de estatura pequeña, tez blanca, cabello negro y largo, quien fue porrista en la escuela y a quien le gusta leer y escribir, aparenta tener en su rostro cirugías plásticas en nariz y botox en los labios.

En su obsesión por embarazarse y después de los tres abortos la residente de Whittier, una comunidad de clase media en el este de Los Angeles, se sometió a tratamientos de fertilidad e inseminación artificial.

“Siempre soñé con tener una enorme y numerosa familia”, respondió la polémica madre. Suleman trabajo por años en el hospital estatal Metropolitan y ahí en un incidente en 1999 resultó lesionada de la espalda por lo que dejo de trabajar por casi ocho años y fue colocada en incapacidad y en ello recibió cerca de 170 mil dólares en compensación laboral que concluyó en diciembre pasado cuando renunció a su trabajo.

La mujer también se vio con problemas de salud luego de sufrir en 2001, cuando su primer bebe tenía tres meses, un accidente automovilístico que le resintió la espalda y que la volvió a llevar a recibir una compensación económica por daños y lesiones.

En los años siguientes volvió a buscar quedar embarazada y gracias a eso tuvo cinco hijos más, todos concebidos por la fertilización in vitro y todos éstos con el mismo donador de esperma.

El año pasado cuando ella optó por buscar “una niña más”, los médicos le notificaron que la fecundación había sido exitosa y que en lugar de un óvulo fecundado eran siete y ahí decidió continuar con el proceso que se mantuvo por 31 semanas hasta el lunes 26 cuando ya los ocho nacieron por vía cesárea.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login