Hemingway “no era huraño” y escribió miles de cartas, afirma restauradora

LA HABANA (AFP) – El escritor estadounidense Ernest Hemingway trató de aislarse de la gente, pero mantuvo una abundante y fluida correspondencia personal, que rompe su imagen de “huraño”, afirmó este miércoles una investigadora cubana que trabajó en la digitalización de más de 3.000 páginas de cartas.

“Hay mucha intimidad en esas cartas”, dijo Rosalba Díaz al diario Juventud Rebelde y agregó que “impresiona la cantidad de correspondencia, que rompe con la imagen de un hombre huraño”. “Él trató de aislarse, pero el intento le falló”, añadió.

Díaz, jefa del Departamento de Conservación y Restauración en Finca Vigía, la casa de Hemingway en las afueras de La Habana, convertida en museo en 1961, fue una de las siete personas que intervino en la restauración y digitalización de 3.194 páginas de documentos inéditos del escritor, conservados en esa instalación.

Contó que la calidad del papel de esos documentos atentó contra el trabajo, pues “no era un soporte perdurable”, lo que provocó la necesidad de hacerlo página a página, por ambos lados del papel. “Fue un trabajo muy lento”, añadió.

“Se nos erizaba la piel al saber que teníamos un documento auténtico de Hemingway o dirigido a él”, confesó la especialista.

La restauración y digitalización, iniciada en 2003, fue posible por un acuerdo entre el Consejo de Investigaciones de las Ciencias Sociales de los Estados Unidos y el Consejo Nacional de Patrimonio (CNP) de Cuba, del cual fueron testigos el entonces presidente Fidel Castro y el senador James McGovern.

“Ahora todo cambió, los investigadores, previa consulta con la dirección del Museo, podrán acceder a la documentación personal de Hemingway”, señaló la directora del museo, Ada Alfonso, quien aclaró que “todavía faltan por digitalizar las postales”.

“No creo que exista un descubrimiento grande, pero sí hay mucha información importante. Hay elementos para conocer mucho mejor quién era en verdad Ernest Hemingway. Y eso está aquí en Finca Vigía”, concluyó.

Hemingway (1899-1961), ganador del Nobel de Literatura en 1954, realizó tres visitas a Cuba desde 1928, viviendo en la isla por cortos períodos, hasta que en 1940 adquirió Finca Vigía, donde residió hasta su muerte.

You must be logged in to post a comment Login