Michelle Obama visita Mary’s Center y practica español

La primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, visitó este martes un centro comunitario para inmigrantes, hispanos en su mayoría, en lo que fue su primera visita oficial a una organización no lucrativa.

“Washington es ahora nuestra comunidad. Es por eso que me interesa conocer el trabajo comunitario en centros como éste”, dijo la señora Obama en el Mary’s Center para el Cuidado Materno-infantil.

Los centros de salud comunitarios cumplen un importante papel en proveer salud y bienestar a millones de niños y familias a través del país.

El Mary’s Center ha tenido un importante rol, particularmente entre la comunidad hispana de Washington, añadió la primera dama.

“Fui educada con la postura de que, si te dan, tú retribuyes”, añadió al reunirse con un grupo de 13 adolescentes hispanos que intercambiaron ideas con la primera dama.

El Mary’s Center ofrece servicios de salud, educativos y sociales a unos 14 mil residentes del Distrito de Columbia, operando con un presupuesto de 14 millones de dólares provenientes del gobierno federal, de donaciones privadas y de cuotas de los pacientes.

Michelle Obama se mostró sorprendida por la diversidad de servicios que ofrece el centro, entre ellos atención médica y de guardería mientras las madres toman clases de inglés o de computación.

También presta asistencia en el llenado de solicitudes para la obtención de seguro médico o asistencia alimentaria a los inmigrantes.

La primera dama aprendió palabras como “boca”, “oveja” y “rana” en español esta tarde, mientras leía el cuento “Oso Café, Oso Café” a una decena de hijos de inmigrantes hispanos de entre tres y cinco años que le contestaban indistintamente en ambos idiomas.

Michelle Obama respondió con amabilidad preguntas de los pequeños como: “¿vives con el Presidente?”, “¿vives muy lejos?”, “¿hablas español?”, o “¿dónde está Obama?”

“Está en un viaje, pero le diré que preguntaste por él”, dijo a Anaís, de 5 años.

Vestida informalmente, con pantalón gris y suéter color hueso, la señora Obama se sentó en el suelo para acercarse más a los pequeños, a quienes abrazó uno por uno al final del encuentro.

La señora Obama fue preguntada por Juan, de 16 años, sobre el caso del mexicano que murió recientemente en la calle a causa de la golpiza que le propinaran dos hispanos ante la indiferencia de la gente.

La primera dama le respondió que ningún presidente, mandato o ley puede influir en las decisiones que la gente toma para socorrer a alguien en desgracia, pero señaló que una mejor educación y servicios de salud si contribuyen a formar mejores ciudadanos.

La primera dama subrayó el apartado para recursos para la educación del paquete de estímulos del presidente Obama ante los jóvenes hispanos y los retó a hacer servicio comunitario también si llegan a “una posición como la mía”.

NOTIMEX

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login