Aceptan demanda contra alguacil por prejuicio racial

San Diego.- Una Corte Federal en Phoenix, Arizona, aceptó hoy una demanda contra el alguacil de Maricopa, Joe Arpaio, acusado de establecer retenes carreteros para verificar si los conductores y pasajeros latinos están en el país legalmente.

El tribunal aceptó una demanda colectiva por presunto prejuicio racial presentada por la organización Somos América y por cinco personas que se quejaron de que el alguacil las detuvo por su apariencia latina y su color de piel.

Arpaio había pedido a la Corte que ignorara la demanda presentada en julio del año pasado, con el argumento de que las inspecciones son práctica común de las autoridades del orden.

Don Pachoda, abogado de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) -que participa en la demanda-, dijo sentirse complacido de que las acciones del alguacil Arpaio sean revisadas en detalle por un tribunal.

“Las políticas discriminatorias del alguacil Arpaio no tienen lugar en un país libre. No queremos vivir en un lugar donde se nos detenga por cualquier razón para pedirnos “nuestros papeles””, dijo el abogado.

Recordó que el oficial acostumbra lanzar “búsquedas de supresión del crimen” exclusivamente en vecindarios latinos y en áreas donde trabajan comunidades latinas.

La demanda, en la que participa también el Fondo Mexicoamericano para la Defensa Legal y la Educación, dice que residentes y funcionarios del condado de Maricopa se han quejado de que la conducta del alguacil y del personal de su oficina rebasa su autoridad legal y a menudo se convierte en hostigamiento contra latinos.

Además de esta demanda, el alcalde de Phoenix, Phil Gordon, pidió en abril del año pasado al Departamento de Justicia investigar a Arpaio por “acoso, discriminación, y detenciones, investigaciones y arrestos inapropiados de latinos en el poblado de Guadalupe”.

Arpaio emprendió el año pasado redadas con unos 300 hombres armados en una zona de Phoenix y en Guadalupe, cuando Gordon y residentes lo acusaron de ignorar miles de órdenes de detención y de invertir en redadas de indocumentados recursos asignados contra la delincuencia.

El martes, la cancillería de México confirmó que 230 mexicanos indocumentados fueron confinados por órdenes de Arpaio en el centro de detención conocido como “Tent City”, o ciudad de las carpas, en Maricopa.

Esta semana la supervisora del cabildo de Phoenix, Mary Rose Wilcox, informó que pedirá al Departamento de Justicia su asesoría sobre la cárcel campamento de Arpaio en el desierto de Arizona.

La funcionaria dijo a medios locales en Phoenix que la segregación de presos que realiza Arpaio con base en la condición migratoria de los reos quizá viola los derechos civiles de los detenidos.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login