Sarkozy quería besar a Bruni desde que la vio, dice quien los presentó

PARIS (AFP) – “Carla, ¿eres capaz de besarme en la boca delante de todos?”, fue la pregunta que el presidente francés, Nicolas Sarkozy, le lanzó a la cantante y ex modelo Carla Bruni la noche que la conoció, según un libro del hombre que los presentó, Jacques Seguela, publicado el jueves en Francia.

Los servicios de la Presidencia francesa, interrogados por la AFP, se negaron el jueves a comentar ese libro, titulado “Autobiografía no autorizada” y obra de Seguela, un conocido publicitario francés, amigo común del jefe del Estado y de la hoy su esposa, Carla Bruni.

Seguela, de 75 años, fue el organizador de la cena en su casa en la que Sarkozy, recién divorciado de su segunda esposa Cecilia, conoció a la cantante y ex modelo, en el otoño de 2007.

Siete semanas después, tras un romance muy seguido por la prensa, el presidente y la cantante se casaron.

En su libro, Seguela narra en tono, a veces admirativo a veces frívolo, ese primer encuentro entre la pareja.

“Se dibujó un inesperado juego de seducción entre dos halcones, cada uno de ellos marcando su territorio y provocando al otro”, cuenta el publicitario al señalar que tanto él como los otros invitados, “vivimos, sin saberlo, un encuentro que se convirtió en portada” de la prensa.

Algunos detalles de aquella cena, en la que todos los invitados eran solteros, ya se conocían e incluso fueron confirmados por la propia primera dama francesa en algunas entrevistas, como que él la acompañó a casa en coche y ella le dio su número de teléfono.

Sin embargo, Seguela cuenta sabrosos detalles sobre la conversación de la pareja aquella noche, en la que, dice, el presidente francés parecía como “atraído por un imán” cuando hablaba con su vecina de mesa.

“El uno de junio tu cantas en el Casino de París, ves, conozco tu programa. Esa noche, estaré en la primera fila y anunciaremos nuestro noviazgo. Verás, seremos mejor que Marilyn y Kennedy”, dijo Sarkozy según su amigo escritor.

“¡Noviazgo jamás! Solo volveré a vivir con un hombre con el que tenga un hijo”, le respondió Carla.

“En temas de hijos, ya he criado a cinco. ¿Y por qué no seis? Soy el francés mejor equipado para ello. Tengo un médico a mi lado las veinticuatro horas del día”, contraatacó él.

Según Seguela, Sarkozy previno a Carla que la vida con él no era fácil, porque lo seguían continuamente los periodistas.

“En esa materia, tu eres un principiante”, le respondió la ex modelo. “Mi historia con Mick (Jagger) duró ocho años en la clandestinidad”, le explicó.

“Estuvimos en todas las grandes capitales de mundo y nadie nos fotografió ni una sola vez. Le disfrazaba según me parecía, a veces con barba y otras con perilla”, le contó la ex modelo.

Y, aparentemente celoso, Sarkozy parece ser que le respondió, siempre según la narración del publicitario: “no se cómo pudiste estar ocho años con un hombre con unas piernas tan ridiculamente delgadas”.

Después de que Sarkozy la dejó en casa, Carla Bruni llamó a Seguela.

“Qué encanto, qué inteligencia, qué fuerza, qué seducción tiene tu amigo. Pero me parece un poco rudo. Le he dado mi número de teléfono y todavía no me ha llamado”, le confió la cantante.

You must be logged in to post a comment Login