36 años de experiencia tras nuevo zar antidrogas de EU

Los Angeles.- Gil Kerlikowske, próximo director de la Oficina Nacional de Política para el Control de las Drogas (ONDCP) es un experimentado miembro de corporaciones policiacas en Florida, Nueva York y Seattle, ciudad ésta donde controló a los globalifóbicos.

Aunque su designación deberá aún ser ratificada por el Senado estadounidense, los analistas dan como un hecho que Kerlikowske, de 59 años, se convertirá en el nuevo titular de la ONDCP, dependencia formada en 1988 como departamento clave en la lucha antidrogas.

Con trayectoria de 36 años en diversos cargos de agencias y corporaciones de la ley, la última de ellas como jefe del Departamento de Policía en Seattle, Kerlikowske sustituirá a Edward Jurith, quien fue director interino de la dependencia.

En forma previa trabajó en el Departamento de Justicia durante el gobierno del presidente William Clinton, y en su desempeño en las corporaciones policiacas ha recibidido críticas contrastantes por su accionar.

En Seattle, donde se desempeñó como jefe policial desde 2000, se ha considerado que su actuación fue destacada al lograr reducir en ocho años el tráfico de drogas e imponer reformas que permitieron avanzar en la lucha contra el crimen y otros flagelos.

Organizaciones ciudadanas han reconocido que en Seattle, Kerlikowske se logró colocar como gran negociador que impulsó propuestas que buscaban reforzar las leyes sobre el control de las armas.

Entre sus logros en Seattle está haber desarrollado nuevas opciones y armas menos letales para los oficiales, a los que equipó con pistolas como las de descargas eléctricas conocidas como Taser y colocar cámaras de video en las patrullas.

Sin embargo, Alan Gottlieb, presidente de CCRKBA, una organización que defiende la portación y uso de armas, criticó al nuevo “zar antidrogas” por haber promovido la prohibición del uso de rifles deportivos, que es común entre residentes del estado de Washington.

Gottlieb le criticó además que se haya convertido en un aliado de la organización estatal antiarmas CeaseFire, sin haber buscado reunirse con los dueños de armas para discutir los problemas relacionados con el crimen y la seguridad de este armamento.

Consideró que Kerlikowske junto con sus aliados antiarmas han fallado al erosionar los derechos civiles de ciudadanos en Washington y al dejar el cargo este asunto quedará sin solución.

En su desempeño como jefe del Departamento de Policía en Seattle, se ha reconocido que Kerlikowske logró imponer la tasa de crímenes más baja en los últimos 40 años.

Ganó enorme crédito al controlar los disturbios en Seattle en 1999 durante la reunión de la Organización del Comercio Mundial (OMC).

Kerlikowske empezó su carrera como policía en las calles en St. Petersburg, Florida, en 1972, y fue ascendiendo hasta llegar a ser jefe de la policía en dos cuidades de Florida, Fort Pierce y Port Saint Lucie.

También se convirtió en el primer jefe de la policia foráneo en Buffalo, Nueva York, en la década de los años 90, y dejó este puesto cuando se fue como director de la Oficina de Orientación Comunitaria del Departamento de Justicia, durante el gobierno de Clinton.

En la actualidad, es presidente de la Asociación de Jefes de Policía de las más importante ciudades de Estados Unidos (56 de las más grandes áreas metropolitanas en el país).

La designación de Kerlikowske fue bien recibida por defensores de la marihuana con fines medicinales, ya que en 2003 al ser aprobada una medida que perseguía la posesión de esta droga, el entonces jefe policial señaló que no era su prioridad arrestar personas que portaran marihuana para uso personal.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login