Alemania, 20 años después de la caída del Muro, vista por sus cineastas

BERLIN (AFP) – El temor al resurgimiento del nazismo, la desconfianza hacia los extranjeros, las críticas a la excesiva burocracia y a la vigilancia policial, son algunos de los temas del filme colectivo “Deutschland 09”, realizado por 13 cineastas alemanes y estrenado este viernes en el Festival de cine de Berlín.

Realizado por “la crema” de los cineastas alemanes, “Deutschland 09” ofrece una visión algo gris y pesimista de la República Federal desde 1989, fecha de la caída del muro: Alemania “es una idea”, pero no se sabe cuál. Hay ahora más eficacia y seguridad, pero menos libertad y existen “reflejos nazis” en muchos jóvenes.

La idea de este proyecto fue lanzada por Tom Tykwer, el director alemán más activo del momento, realizador de “El perfume” y “The international”, el filme de suspense político sobre un gran banco internacional corrupto que abrió la semana pasada la Berlinale.

El cineasta Fatih Akin, de 36 años, nacido en Hamburgo de padres turcos y ganador en 2004 del Oso de oro por su película “Contra la pared”, presentó en su cortometraje el caso de Murat Kurnaz, ciudadano turco nacido en Alemania que fue detenido más de cuatro años en la prisión antiterrorista de Guantánamo sin cargos ni juicio.

“Quise recordar este caso porque fue un verdadero escándalo. El filme me daba la posibilidad de contar a quienes no sabían nada de Murat Kurnaz que él existe. Quise que su caso no fuese olvidado, advertir acerca de lo que puede ocurrir en Alemania aunque sea una democracia”, declaró Fatih Akin.

Según Amnistía Internacional el caso de Murat Kurnaz, preso en Guantánamo de 2002 a 2006, “se complicó a causa de su situación jurídica: al carecer de la ciudadanía alemana, las autoridades de este país le negaron el regreso a Alemania”.

En el corto de Akin se cuestiona con nombre propio al jefe de la diplomacia alemana Frank-Walter Steinmeier, candidato a la Cancillería alemana en las elecciones del próximo mes de septiembre, quien tuvo que acudir ante el Parlamento para defenderse contra las acusaciones de que había bloqueado personalmente la liberación de Kurnaz.

El cineasta judío alemán Dani Levy, que con un tono jocoso cuenta en su filme “Josua” el tratamiento que le administra un médico para que sea optimista sobre el futuro de sus niños en Alemania, dijo por su lado que quiso hacer “una película impulsiva, directa, expresarme como en un sueño. Quería divertirme, yo que soy judío y trato de situarme en esta sociedad”.

“No tengo hambre en este momento y los perros ladran”, es el mensaje contra la eficacia, la abundancia y el tedio que reina a veces en los pueblos de Alemania, según la joven directora Angela Schanelec.

El realizador Christoph Hochhausler, que presenta en su filme un ejemplo de la desconfianza de los alemanes hacia los extranjeros, declaró por su parte que “Deutschland 09 no es un catálogo de acontecimientos apocalípticos. Hay una multiplicidad y diversidad sobre nuestra época y el lugar donde vivimos”.

“Ramses”, del director Romuald Karmakar, es el más cómico de los 13 cortometrajes al mostrar a un viejo iraní dueño de un bar de strip-tease en Berlín que agradece a las prostitutas extranjeras que quieran venir a trabajar a Alemania “porque las alemanas, como cobran subsidios del gobierno, ya no quieren laborar”.

De su lado Hans Weingartner muestra el tema de la obsesión por la seguridad antiterrorista y la vigilancia policial en la vida cotidiana de los alemanes.

“Desde 2006 los servicios secretos están autorizados a escuchar las conversaciones de los teléfonos portátiles. Yo presenté un caso real en mi filme: una persona que fue detenida después de que fue seguida durante 11 meses. Aunque era inocente se le vigilaba porque según las autoridades hay personas que pueden ser peligrosas algún día”, dijo Weingartner.

You must be logged in to post a comment Login