Fuerzas armadas de Estados Unidos abren a inmigrantes vía a la ciudadanía

Las fuerzas armadas estadunidenses iniciarán un programa piloto que ofrecerá la ciudadanía a inmigrantes con visas temporales dispuestos a servir de tres a seis años a las fuerzas armadas, informó The New York Times en su sitio electrónico.

El objetivo serán inmigrantes temporales en Estados Unidos con un mínimo de dos años y que no hayan abandonado el país por más de 90 días seguidos, poseedores de alto nivel educativo, habilidad en idiomas y aptitudes profesionales.

El programa piloto durará un año, iniciará en la ciudad de Nueva York con 550 inmigrantes temporales que hablen alguna o más de entre 35 lenguas como árabe, chino, hindi, kurdo, nepalés, pastún, ruso, tamil o igbo, un dialecto usado en Nigeria.

Los hispanohablantes no son elegibles.

El rotativo precisó que de acuerdo a fuentes del Pentágono, el programa piloto iniciará el primer año con mil extranjeros en su mayoría para el Ejército y otras áreas, y si el tiene éxito, se ampliará a 14 mil por año y a todos los cuerpos de las fuerzas armadas.

Las fuerzas armadas regularmente incluyen a residentes legales permanentes, los portadores de la “tarjeta verde”, que eventualmente cubren requisitos para naturalizarse.

Pero esta es la primera ocasión en que se ofrece la oferta de ciudadanía directamente a inmigrantes temporales, sin tener que pasar de residencia temporal a permanente como requisito.

El oficial de reclutamiento de mayor jerarquía en el ejercito estadunidense, el teniente general Benjamiín Freakley, dijo al Times que con el programa “el ejército ganará al fortalecer su capital humano y los inmigrantes ganarán la ciudadanía y un trampolín al sueño americano”.

Las fuerzas armadas continuarán cerradas para los inmigrantes sin documentados, como lo han estado hasta ahora.

El ejército abrió su reclutamiento a residentes legales que todavía no son ciudadanos estadundienses en la época de la guerra de Vietnam. En temporadas especiales, como las posteriores a los atentados terroristas de 2001, las fuerzas armadas reactivaron ese recurso.

De acuerdo con estadísticas del Pentágono citadas por el Times, unos ocho mil residentes legales se unen a las fuerzas armadas anualmente. Ahora hay unos 29 mil residentes legales en el ejército.

Los residentes legales en el ejército también tienen una reducción en la espera para naturalizarse.

Regularmente, una persona con residencia podrá conseguir la ciudadanía en cinco años, pero si es cónyuge de un ciudadano estadunidense, sería en tres años. Mediante reclutamiento ambos casos se reducen a entre seis meses y dos años.

El Times informó que los residentes temporales son, en términos generales, más educados que los reclutas regulares estadunidenses, por lo que ya estableció periodos de servicio según las habilidades que desarrollan en Estados Unidos.

Por ejemplo, los expertos en idiomas distintos al inglés se reclutarían por cuatro años, mientras que los médicos y enfermeras lo harían por tres años o seis años en las reservas.

Pero si los inmigrantes no terminan su servicio de manera honorable, podrían perder su ciudadanía, precisó el rotativo que publicará en su edición de este domingo la información.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login