Llama nuevo arzobispo de San Salvador a combatir la pobreza

San Salvador.- José Luis Escobar Alas asumió como nuevo arzobispo de San Salvador con un fuerte llamado al actual gobierno y al que resulte electo en los comicios del 15 de marzo próximo para que combatan la pobreza que afecta a El Salvador.

En su mensaje como nuevo jefe de la Iglesia Católica de El Salvador, el prelado invitó a las autoridades de este país a tomar conciencia sobre la urgente necesidad de asistir a la gente más pobre de una manera efectiva y afectiva.

El arzobispo tomó posesión en una misa celebrada en Catedral Metropolitana, a la que asistieron el presidente Antonio Saca y otros funcionarios del gobierno.

El religioso, de 49 años, instó a promover la justicia social, “combatiendo efectivamente la pobreza, estableciendo un verdadero plan de nación que garantice el constante desarrollo de nuestro país”.

Asimismo, llamó a las autoridades actuales y a las próximas a no permitir la explotación indiscriminada de los metales preciosos, al considerar que ello generará una contaminación gravísima que dañará la salud de las personas y los animales, así como al medio ambiente.

Escobar, quien fue obispo de San Vicente hasta que fue nombrado por el Papa Benedicto XVI el 27 de diciembre pasado como arzobispo -en sustitución de Fernando Sáenz Lacalle-, sostuvo también que en El Salvador ya no debe de haber cabida para la violencia fratricida.

Lamentó que ese fenómeno esté presenta ahora en el país como un “verdadero monstruo, macabro e incontrolable”.

En su alocución, el prelado recordó también a “los hermanos que han tenido que migrar a Estados Unidos y otros países” y llamó a la solidaridad “a favor de los enfermos y de los más pobres”.

Tras hacer un recuento del trabajo que realizaron los nueve arzobispos de San Salvador que ha tenido el país desde 1843, Escobar mencionó a monseñor Oscar Arnulfo Romero, lo cual desató una ovación de los miles de feligreses presentes.

“Monseñor Oscar Arnulfo Romero, el obispo mártir quien tuvo la dicha de unir su sangre en la de Cristo en la celebración de la Santísima Eucaristía, sellando de esta manera el hermoso ejemplo de santidad de su vida”, refirió.

Saca y su esposa se unieron a la ovación a Romero, pero muchos políticos y funcionarios del gobierno presentes no lo hicieron, entre ellos el hijo del extinto mayor Roberto D”Aubuisson, a quien se le atribuye la autoría intelectual del asesinato del religioso el 24 de marzo de 1980.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login