Opta UE por migración selectiva con "tarjeta azul"

Madrid.- La propuesta de la Comisión Europea (CE) de crear la “tarjeta azul” para atraer al bloque comunitario inmigrantes altamente cualificados, ha despertado diversas opiniones sobre las ventajas y los inconvenientes de ese sistema.

Aún cuando está pendiente perfilar determinados aspectos que la rijan, la versión europea de la “tarjeta verde” estadounidense forma parte -junto a otras cuatro medidas- del Plan de Acción sobre migración legal de la CE.

La tarjeta beneficiaría a los inmigrantes altamente cualificados extra-comunitarios que cuenten con un contrato de por lo menos dos años y con un sueldo de al menos 1.7 veces el salario mínimo en el país de destino.

Asimismo permitiría al trabajador permanecer durante dos años en un país de la Unión Europea (UE), tras los cuales dispondría de tres meses de gracia para residir y trabajar dentro del bloque, renovables por otros dos años si el inmigrante sigue contratado.

La “tarjeta azul” contemplaría además que el cónyuge del trabajador se beneficie de un permiso de trabajo y residencia en la UE durante el mismo periodo. El permiso permitiría entrar y salir de la UE sin restricciones.

Diversas asociaciones y sindicatos critican la iniciativa, la acusan de promover la “fuga de cerebros” y la consideran discriminatoria en relación a la igualdad de condiciones con los inmigrantes que ya residen en la UE.

Entre las agrupaciones críticas figuran la asociación hispano-ecuatoriana Rumiñahui y la Confederación Europea de Sindicatos (CES), según las cuales primero se deben garantizar los derechos de los inmigrantes que ya están en Europa.

En un debate celebrado el pasado jueves, en el marco del programa “Tribuna Americana” de Casa de América, el diputado en el Parlamento Europeo, Javier Moreno, señaló las ventajas del documento, pero reconoció que tiene aspectos por perfilar.

Moreno se refirió a la homologación de los títulos, que serán reconocidos por el país donde se haga el contrato laboral. “La directiva contempla que una vez que un país lo acepte para trabajar, el resto de países de la UE lo harán también”, dijo.

Respecto al punto sobre la fuga de cerebros, el eurodiputado aseguró que “se están yendo igual, y más vale que tratemos de atraerlos a Europa, en lugar de que se vayan a Canadá o Estados Unidos”.

La propuesta de la “tarjeta azul” tampoco fue considerada equilibrada por el representante en el debate de Intermon-Oxfam, Jaime Atienza, quien apeló a la formación de un mayor número de profesionales en el país de origen por cada profesional empleado en la UE.

El analista hizo ver además la discriminación que la tarjeta supondrá para las mujeres, debido a que ya de por sí se encuentran en inferioridad de condiciones al no haber tenido las mismas oportunidades de formación que los hombres.

“La tarjeta no permite a las mujeres tener las mismas opciones que los hombres. No debería ser sólo para los altamente cualificados, sino para todos los trabajadores. Es también discriminatoria en género, ahonda en esas desigualdades”.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login