Paraguayos hacen un llamado a la solidaridad en Washington

Organización, solidaridad, incentivos y acción fueron algunas de las palabras más usadas en un congreso de dos días que paraguayos de diferentes ciudades de Estados Unidos celebran en Washington.

“Tenemos que organizarnos y adherirnos a entidades que ya están establecidas, porque estamos en ‘pañales’ en materia de organización, por eso tenemos que dejar las rivalidades ideológicas que nos divide a los paraguayos, y partir de una misma meta a un mismo camino”, enfatizó Juan Correa, un líder comunitario que llegó desde Florida.

“Creo que la coalición que queremos formar va a ser un aliciente para poder minimizar todos nuestros problemas aquí en Estados Unidos y en nuestro país”, agregó Correa ante unas ciento cincuenta personas reunidas en las instalaciones de la American University de esta capital.

En el congreso participan algunos funcionarios consulares que escucharon duras críticas dirigidas hacia ellos y la Embajada ante la Casa Blanca.

“Nuestras organizaciones diplomáticas tienen que asumir el rol que les corresponde, porque estamos totalmente desprotegidos cuando se necesitan”, putualizó.

Minner Isidre, quien reside con su familia en Maryland ejemplificó, según ella, la falta de rol que los diplomáticos de su país carecen.

“Cuando yo busqué asistencia de los funcionarios consulares de mi país para traer a mi familia desde Paraguay, no la recibí. Fue con el patrocinio de un ciudadano de El Salvador que yo pude traer a mis hijos”, destacó Isidre.

Algunos de los temas que originó el congreso es lograr el derecho del voto en el exterior y la doble ciudadanía de la diáspora paraguaya, pero durante el desarrollo del congreso se agregaron a la agenda una serie de temas como la posible negociación de un permiso temporal de trabajo (TPS) para los paraguayos que carecen de documentos, la emigración forzosa por causas políticas y otros temas.

Según el Dr. Antonio Segovia, catedrático de la Universidad de Maryland, la emigración en cualquiera de sus variantes, causa en su país una pérdida de capital humano altamente entrenado que va a impulsar el desarrollo económico y cultural de otros países.

“El Paraguay ha llegado a perder remesas enteras de graduados en algunas carreras universitarias, por ejemplo, en enfermería y otras ramas de ciencias de la salud e ingeniería en los último 60 años”, remarcó Segovia, quien fue uno de los ponentes en el primer día del congreso.

Lamentó Segovia que la emigraión de paraguayos educados en carreras y oficios profesionales representa una sangría económica por el costo de su educación y de la pérdida de beneficios para la economía de su país.

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login