Venezolanos comienzan a votar enmienda sobre reelección ilimitada

CARACAS (AFP) – Más de 16 millones de venezolanos comenzaron a votar este domingo en un referéndum en el cual decidirán si aprueban la reelección sin límite de mandatos del presidente y demás cargos de elección popular, una propuesta inédita en medio siglo de democracia de este país.

Si se aprueba esta modificación de cinco artículos de la Carta Magna, el presidente Hugo Chávez podrá optar a un tercer mandato a partir del 2013, pero si es rechazada deberá abandonar el poder al concluir su segundo periodo.

Alrededor de 33.000 mesas electorales quedaron instaladas en todo el país, para una jornada de votación que comenzó a las 06h00 locales (10H30 GMT) y se extenderá hasta las 18H00 locales (22H30 GMT).

Desde horas de la madrugada del domingo, se escucharon fuegos artificiales y repetidas veces sonó la diana militar para convocar a los votantes.

Cerca de 140.000 efectivos militares custodian los centros electorales y la policía ha sido acuartelada.

Para los partidarios del presidente Chávez, esta enmienda es vital para consolidar la “revolución bolivariana” y lo que han llamado el “socialismo del siglo XXI”.

Chávez ha expresado reiteradamente su deseo de “estar al frente del timón” al menos hasta 2019, y eventualmente más allá.

Los defensores del “Sí” en este referéndum sostienen que la propuesta “amplía los derechos del pueblo” al otorgarle “la libertad de elegir” a un buen gobernante cuantas veces lo deseen.

En cambio, sus opositores aseguran que atenta contra el principio de la alternancia, consagrado en la Constitución, y denuncian que la reelección sin límite ya fue rechazada en referéndum en 2007, cuando se sometió a votación una amplia reforma socialista a la Constitución.

Pese a todo, quienes apoyan el “No” han multiplicado sus llamados a la participación electoral, bajo la premisa de que la movilización de los votantes será clave en el resultado.

En anuncios publicitarios y mítines, sus líderes han recordado a menudo que el voto es secreto y los electores no deben sentirse intimidados. Además, han organizado una red de cobertura casi total de las mesas electorales, con unos 50.000 testigos que guardarán copia de las actas de escrutinio.

La oposición, con una flagrante falta de medios materiales frente a la arrolladora campaña del oficialismo, se vio empujada a unirse y confía en un buen resultado este domingo.

Tras la derrota en el referéndum del 2007, el gubernamental Partido Socialista Unido (PSUV) se ha volcado en la campaña en favor de esta enmienda. Cerca de dos millones de personas, conocidas como “patrulleros”, tienen la labor de buscar, lista en mano, a los votantes que en otras ocasiones se han abstenido.

Liderándolos a todos ha estado el propio Chávez, quien el sábado atribuyó su derrota en el referéndum del 2007 a que no estuvo lo suficientemente presente en la campaña.

Esta enmienda “dará al gobierno más fortaleza en lo que estamos haciendo, más perspectiva. Disminuirán incertidumbres políticas y eso es lo que no quiere la oposición: ellos quisieran mantener al país en una incertidumbre”, aseguró el mandatario.

Los sondeos dan una ligera ventaja al “Sí”, pero en esta ocasión los encuestadores no se atreven a hacer proyecciones pues señalan que se registra un número inusualmente elevado de indecisos.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) anunció que podría dar los primeros resultados entre dos y tres horas después del cierre de la votación, pero a la vez advirtió que no hará ningún anuncio hasta que cuente con una tendencia irreversible.

You must be logged in to post a comment Login