Pide Iglesia salvadoreña serenidad para lograr canonización de Romero

San Salvador.- El nuevo arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar, pidió dejar de atacar a la figura del extinto obispo Oscar Arnulfo Romero, y de enarbolarlo con fines políticos, para que avance el proceso de canonización que realiza el Vaticano.

Escobar, quien asumió la víspera como jefe de la Iglesia católica de este país, recordó que el proceso requiere de un ambiente tranquilo para poder estudiar las enseñanzas y virtudes de la persona.

Según el religioso, el llamado no busca señalar a nadie, pero indicó que cualquier agrupación que utilice su figura como “una bandera, como un símbolo o como una identidad de su grupo, no abona al proceso de canonización”.

Explicó que lo más importante para que avance la canonización es invocar a Romero, así como dar a conocer ante el Vaticano las gracias que concede la intercesión del religioso.

Precisó que en El Salvador existe una oficina que recoge todos los testimonios de milagros y los envía al Vaticano, lo cual, dijo, sí cuenta para el avance de su reconocimiento como santo.

En ese sentido, el arzobispo indicó que aunque la devoción al religioso es indiscutible en este país, pidió que ésta sea mucho mayor para ayudar al proceso iniciado en 1992.

Romero, quien fue arzobispo de San Salvador, fue asesinado el 24 de marzo de 1980 por un francotirador de la derecha salvadoreña en el momento en que oficiaba misa.

El religioso denunciaba en sus homilías la injusticia, la represión y la pobreza que vivían la mayoría de salvadoreños en aquella época y su crimen fue uno de los hechos que desataron la guerra civil que enfrentó la nación entre 1980 y 1992.

Su figura es recordada a cada momento, sobre todo, por agrupaciones de la oposición, de movimientos sociales, religiosos y civiles del país, aunque en sectores del actual gobierno y de la derecha de este país les incomoda su recuerdo.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login