Protege tu corazón, cuida tu alimentación

Por Marangely Rodríguez

Las enfermedades cardiovasculares son la causa número uno de muerte en los Estados Unidos. Cada día las cifras continúan en aumento y tocan de cerca a la comunidad hispana.

De acuerdo a la Asociación Americana del Corazón, las enfermedades cardiovasculares son responsables de una de cada tres muertes entre los hispanos.

Para evitar que esta epidemia continúe, es necesario un ajuste en el estilo de vida. Uno de los factores principales para evitar el riesgo de las enfermedades cardíacas es llevar una alimentación sana y ejercitarse con regularidad. En cuanto a los estilos de alimentación, los expertos recomiendan: reducir la cantidad de grasa que se ingiere, reducir la sal, reducir las calorías y aumentar el consumo de fibra.

La especialista en nutrición, Claudia Morales-Partovi, nos aconseja que seamos muy cautelosos con lo que ingerimos cada día, ya que para mantener la buena salud es primordial vigilar la calidad de lo que consumimos y las cantidades.

En cuanto a las grasas, afirma, se deben evitar las grasas saturadas y las grasas trans. Las grasas saturadas son las que tienen origen animal, como las carnes y los huevos. Las grasas trans, son los aceites vegetales hidrogenados que en el proceso pasan de ser liquidas a ser sólidas. Esto las hace más dañinas, porque con el tiempo se van depositando en las arterias”, advierte.

Morales – Partovi aconseja además el consumo de aceites vegetales como el de canola, el de oliva y el de maíz, y el aumento de pescado en nuestra dieta, el pescado contiene Omega 3, un conjunto de grasas saludables para nuestro organismo.

Otro de los enemigos para el corazón es el sodio por lo que se recomienda reducir la cantidad de sal en los alimentos que se preparan y retirar la sal de la mesa para evitar así que los comensales añadan más sal a las comidas. Los alimentos ya preparados y los enlatados contienen altas cantidades de sodio que sirve para conservarlos, por lo que también se deben de evitar.

El consumo de fibra se logra con el consumo de frutas, vegetales y alimentos de granos enteros que se pueden ingerir a través de suplementos alimenticios. Cuando se consume fibra el cuerpo se mantiene abastecido por más tiempo, lo que impide que incrementemos el consumo de calorías.

Ciertos cambios sencillos en nuestro estilo de vida, pueden traernos grandes beneficios. Es nuestra responsabilidad generar en nuestros hijos hábitos alimenticios saludables y fomentar y practicar las actividades de esparcimiento que ejerciten nuestro cuerpo y mantengan saludable nuestro corazón.

Amigo lector de La Columna Vertebral, para acceder a servicios en su comunidad llame a La Línea de Ayuda de La Red Hispana al 1-800-473-3003.

You must be logged in to post a comment Login