Emergencia médica "sin control" en Zimbabwe

Ginebra.- El doctor Christophe Fournier, presidente internacional de Médicos Sin Fronteras (MSF), declaró que la población de Zimbabwe es víctima de “una emergencia médica masiva que crece en espiral fuera de control”.

Fournier indicó en un comunicado que “la crisis en Zimbabwe está ocasionando sufrimiento imperdonable” y señaló que “se necesitan medidas urgentes para asegurar que la población tenga libre acceso a la asistencia que requiere desesperadamente”.

El gobierno de Zimbabwe debe garantizar que las agencias humanitarias puedan ir a donde se les necesita, y poner fin a las medidas burocráticas que entorpecen la aplicación efectiva de programas y la llegada rápida de medicinas a donde se les requiere, enfatizó. Fournier agregó que “los gobiernos y agencias internacionales deben reconocer la severidad de esta crisis y asegurar que la provisión de ayuda humanitaria permanezca indiferente al proceso político”.

“La política en Zimbabwe no debe influir en el imperativo humanitario que debe asegurar que los niños desnutridos, las víctimas de violencia y gente con el VIH/SIDA, cólera u otras enfermedades tengan libre acceso a la ayuda que necesitan para sobrevivir”, sostuvo.

Advirtió que “la situación humanitaria en Zimbabwe continúa deteriorándose de manera vertiginosa, causando sufrimiento extremo, y la epidemia de cólera está muy lejos de terminar”.

La crisis política en el país africano y la precaria situación económica han conducido “al acceso mínimo a la atención de salud pública, una infraestructura derrumbada, una epidemia de VIH aplastante, violencia política, escasez de alimentos y desnutrición”.

Asimismo, señaló que el desplazamiento interno y a países vecinos de aproximadamente tres millones de zimbabwenses constituye “el éxodo más extraordinario de un país que no está en un conflicto abierto”. Según el titular de MSF, el organismo ha brindado asistencia a 45 mil enfermos de cólera, que de acuerdo con sus estimaciones representan 75 por ciento del total de afectados.

“La severidad de esta epidemia es solamente una manifestación del estado desastroso en que se encuentra el sistema de salud y su colapsada infraestructura”, indica MSF en el informe “Más Allá del Cólera: La Crisis Empeora en Zimbabwe”.

El organismo denunció que en tanto que muchas instalaciones de salud han cerrado o no funcionan, otras exigen honorarios exorbitantes en divisas extranjeras. Esto hace “materialmente imposible para la mayoría de la población tener acceso a la asistencia médica”.

MSF hizo un llamado al gobierno de Zimbabwe para remover los obstáculos que impiden el acceso de órganos independientes para que evalúen las necesidades reales y puedan proveer ayuda de manera eficaz y oportuna.

“Ha habido una implosión devastadora del sistema de salud que no nada más afecta a los pacientes de cólera”, explicó Manuel López, jefe de la misión de MSF en Zimbabwe.

“Sabemos que los hospitales públicos están rechazando a los enfermos, además no tienen medicamentos ni equipo suficiente, no hay suficiente personal médico y los pacientes no pueden pagar para desplazarse por su tratamiento del VIH”, expuso López. MSF ha tenido que responder a la epidemia de cólera en escala masiva puesto que “las estructuras de salud locales simplemente no pueden responder.

Además nuestras clínicas están sobrepobladas”, agregó. En Zimbabwe, a pesar de la evidente crisis humanitaria, MSF subrayó que a menudo experimenta restricciones y retrasos que no dejan a la organización cumplir con el trabajo. MSF insistió en que la carencia clara de una respuesta internacional fuerte y coordinada a la emergencia humanitaria agrava aún más la situación.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login