Manipulan situación económica contra inmigrantes

Grupos antiimigrantes manipulan la preocupación estadounidense por el curso de la economía para exigir un endurecimiento de las acciones contra los indocumentados, denunciaron activistas.

“Esto no es más que otro intento fallido de los mismos grupos antiinmigrantes de manipular la preocupación hacia la economía y promover su política en contra de los inmigrantes”, dijo Katherine Vargas, del Foro Nacional de Inmigración.

La activista aludió a una campaña de la Coalición por el Futuro del Trabajador Estadounidense, que integran grupos antiinmigrantes, según la cual, mientras 11 millones de estadounidenses buscan trabajo, el gobierno deja entrar a 1.5 millones de trabajadores extranjeros.

La cifra “no incluye a millones de trabajadores ilegales extranjeros”, dijo la coalición en su sitio AmericanWorker.org, que forman la Federación por una Reforma de Inmigración (FAIR), Numbers USA y Californianos por la Estabilización de la Población, entre otras.

En videos difundidos en el sitio YouTube, los grupos antiimigrantes criticaron al legislador Luis Gutiérrez por sus esfuerzos para impedir las redadas, al indicar que esas operaciones contra indocumentados “están abriendo empleos para los estadounidenses”.

Vargas, del Foro Nacional de Inmigración, comentó al respecto que esos grupos antiinmigrantes están enfrentando a “trabajador en contra de trabajador”.

Si esas entidades estuvieran realmente interesadas en defender los derechos laborales, “estarían concentrando sus esfuerzos en garantizar la protección y la mejora de los derechos laborales de todos los trabajadores”, recalcó.

“Sin una reforma migratoria, seguirá existiendo una parte importante de la fuerza laboral susceptible a la explotación y se seguirán socavando las condiciones laborales de todos los trabajadores”, alertó.

Jorge-Mario Cabrera, portavoz de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes (CHIRLA), calificó de “proteccionistas” los esfuerzos de esos grupos antiinmigrantes “que en el pasado han hundido más al país en tiempos de inestabilidad económica”.

“Lo que se les olvida (a esos grupos) es que la población estadounidense está envejeciendo y que el trabajador del futuro será un inmigrante joven que estará solventando el cuidado de los jubilados”, enfatizó.

Recalcó que “el congresista Gutiérrez es uno de los pocos campeones pro-reforma migratoria y el hecho de que sea el blanco de estos organismos conservadores nos indica que le temen a su mensaje y su influencia en el Congreso estadounidense”.

En un informe reciente, el Centro de Leyes sobre la Pobreza en el Sur (SPLC) consideró como antiinmigrantes a tres organizaciones que dicen promover una reducción de la inmigración pero que en realidad no les interesa un debate equilibrado sobre el tema.

Esos grupos son el Centro para Estudios de Inmigración (CIS), Numbers USA y FAIR, fundados por John Tanton, que ha hecho declaraciones racistas sobre los latinos y dijo que es necesaria una mayoría europea en Estados Unidos, señaló el SPLC.

Esas organizaciones obstaculizaron en 2007 una reforma migratoria integral que muchos esperaban y en la actualidad son tratadas por la prensa como si fueran fuentes legítimas en el debate de la inmigración, de acuerdo con el informe.

NOTIMEX

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login