Vaticinan científicos que el mundo se dirige al caos

Chicago.- Científicos estadounidenses plantearon panoramas catastróficos para la Tierra -sin precisar fecha- a causa de situaciones que se mantienen en estudio, como el acelerado derretimiento de las capas de hielo en Groenlandia y la Antártida.

Durante el encuentro anual de la American Association for the Advancement of Science (AAAS), realizado el fin de semana, Richard Alley, profesor de geofísica, planteó que es difícil predecir el tiempo que tomará el fenómeno y la cantidad de hielo que se perderá.

“Si la capa de hielo en Groenlandia se derrite totalmente, el nivel del mar se elevará cerca de 23 pies (poco más de siete metros), inundando grandes porciones de casi todas las orillas continentales”, sostuvo.

“Y en el caso de la Antártida, que contiene mucha más agua, agregaría 190 pies (casi 59 metros) al nivel del mar”, indicó.

Agregó que “las pérdidas importantes podrían haber ya comenzado y podrían elevar el nivel del mar tanto o más que la fusión de las capas de hielo de Groenlandia en cientos o miles de años”.

Rechazó la teoría de que la nieve está compensando la situación en ambas zonas, ya que -agregó- recientes estudios indican que las capas de hielo se derriten más rápido de lo que la nieve está reemplazando la masa.

Los físicos Alan Guth y Lawrence Krauss expusieron que la fuerza de gravedad que provocó el Big Bang o la Gran Explosión del Universo, “aún trabaja y provoca mayor expansión, pero se agota”, aunque en un futuro lejano dejará a nuestro planeta en un espacio plano y vacío.

Guth, del Massachusetts Institute of Technology, explicó al auditorio que esa gravedad no es la misma que provocó que cayera una manzana sobre la cabeza de Newton, sino una mayor que existía en el universo temprano y que provocó que toda la materia se separara y produjera elementos químicos, estrellas y planetas.

“Los físicos no apoyamos el hablar de milagros, pero esta fuerza es muy milagrosa”, bromeó el científico, que llamó al fenómeno inflación cósmica.

Krauss, de la Universidad de Arizona, dijo que al expandirse más el Universo los observadores en la Tierra perderían de vista los pilares de la evidencia usados para apoyar la teoría del Big Bang.

“Desaparecerán las galaxias más cercanas usadas para trazar la expansión y el fondo cósmico, mientras que los elementos atómicos ligeros, tales como hidrógeno y helio, llegarán a ser indefinibles”, explicó.

Sin embargo, advirtió que aún cuando el Universo en conjunto se hace más grande por esta expansión, la materia dentro de una galaxia no lo es, por lo que “en un cierto punto, en millones de años, los observadores en la Tierra pensarán que estamos solos en el Universo”.

“En el futuro lejano toda la evidencia del Big Bang desaparecerá y los científicos pensarán que vivimos en un Universo eterno estático. Es un desafío imaginar que un día, en el futuro lejano, estemos solos en un Universo oscuro y vacío”, dijo.

“El resto del Universo desaparecerá ante nuestros ojos”, añadió.

El cosmólogo John Carlstrom, de la Universidad de Chicago, explicó la construcción que realiza, junto con su equipo de un instrumento para investigar las ondas de gravedad espacial que podrían confirmar la teoría de la Gran Explosión, ocurrida hace unos 14 mil millones de años.

En otra de las conferencias dictadas este lunes Svante Pääbo, investigador del Max Planck Institute for Evolutionary Antrhropology, habló sobre la escasa contribución genética del hombre de Neandertal a los humanos modernos.

Explicó cómo junto con su equipo “exprimió” durante tres años la mayor cantidad del ADN Neandertal de los fósiles obtenidos en cuatro diversos sitios a través de Europa.

Después de ordenar el 63 por ciento del genoma Neandertal, Pääbo encontró que era diferente de las ramas genéticas asiática, africana y europea del árbol de la familia humana.

Ahora comparan esos genes individuales para buscar variaciones o huellas de los procesos de selección natural que generaron esas diferencias.

El encuent

You must be logged in to post a comment Login