Evacúan sanos y salvos a pasajeros de buque turístico varado en Antártida

BUENOS AIRES (AFP) – Los pasajeros del buque turístico “Ocean Nova”, encallado en la Antártida, fueron evacuados sanos y salvos el miércoles a la motonave “Clipper Adventure”, informó la Marina argentina en un comunicado.

El accidente del crucero se produjo la madrugada del martes y fue el cuarto de este tipo en poco más de un año en el continente blanco.

“En horas de la tarde finalizaron las tareas de transbordo de la totalidad de los pasajeros del buque ‘Ocean Nova’, varado en cercanías de la base antártica San Martín, al buque de iguales características ‘Clipper Adventurer’, se indicó en la declaración de prensa.

La fuerza naval dijo que el transbordo se realizó “mediante el uso de botes semirrígidos” y que “la motonave tiene previsto iniciar la navegación rumbo a la ciudad (argentina) de Ushuaia”, en el extremo austral de América, a 3.180 km al sur de Buenos Aires.

El navío, según la Marina, tiene a bordo 104 personas, 74 pasajeros y 30 tripulantes, pero la empresa Quark Expeditions, responsable de la expedición, indicó en su página web que hay 65 pasajeros y 41 tripulantes, lo que totaliza 106 personas.

Quark Expeditions dijo que a bordo del buque hay 21 estadounidenses, 8 canadienses, 7 australianos, 4 alemanes, 5 irlandeses, 5 sudafricanos, 2 argentinos, 17 británicos, 3 holandeses, 1 suizo, 3 neozelandeses, 3 daneses (incluido el capitán).

Completan la nómina 18 filipinos, 1 rumano, 2 ucranianos, 1 panameño, 1 guatemalteco, 1 colombiano, 1 ruso, 1 indonesio y 1 hondureño.

La Marina y Quark Expeditions coincidieron en que la nave no sufrió averías, pero sin especificar las causas del accidente del “Ocean Nova”, de bandera de Bahamas.

“Un equipo de buzos de la dotación del buque de investigación “Hespérides” de bandera española, que se encuentra en la zona prestando apoyo, efectuó una inspección de la nave varada, pudiendo constatar que el casco no había sufrido ningún tipo de avería y que tanto la hélice como el timón se encontraban en óptimas condiciones”, agregó la Marina.

El buque, que tiene 75 metros de eslora y 5 de manga, había intentado zafar de la varadura cuando subió la marea, pero las maniobras realizadas no fueron suficientes, indicó la Marina.

La Antártida recibe casi medio centenar de cruceros en la primavera y el verano australes.

Mariano Memoli, director del oficial Instituto Antártico Argentino, dijo a la AFP que las autoridades buscan prevenir nuevos accidentes “con la práctica de un turismo responsable y sustentable que cumpla con pautas básicas de navegación”, sin reducir el número de cruceros al continente blanco.

En diciembre pasado, la Marina chilena logró desencallar al crucero turístico “Ciudad de Ushuaia”, que había quedado varado con 42 pasajeros en una roca cercana a Península Antártica.

El buque noruego “Fram”, con 256 pasajeros y 70 tripulantes a bordo, estuvo dos horas a la deriva en diciembre de 2007 en aguas antárticas por una falla en el sistema de propulsión.

El crucero “Explorer” chocó contra un iceberg en noviembre de 2007, y sus 154 ocupantes pudieron ser rescatados ilesos, pero hubo un derrame de 185.000 litros de combustible en un mar considerado santuario natural.

You must be logged in to post a comment Login