Automotriz sueca Saab se declara insolvente

Berlín, 20 Feb (Notimex).- El Consejo de Vigilancia de la
automotriz sueca Saab, filial de General Motors, anunció hoy que la
empresa se declara insolvente aunque continuará con la producción
hasta que se defina su situación.

De acuerdo con medios de prensa suecos conocidos en esta
capital, la medida fue acordada este viernes en el Consejo de
Vigilancia de Saab en Estocolmo, al tiempo que el gobierno sueco
señaló que no saldrá en ayuda de Saab porque no le interesa poseer
una fábrica de autos.

Medios especializados consideran que una posible solución para
que Saab sobreviva una vez que se desconecte de la matriz General
Motors es la unión con la automotriz alemana Opel.

Sin embargo, ese camino podría resultar riesgoso porque Opel,
filial también de General Motors con cierta independencia, necesita
garantías estatales de consideración para poder seguir funcionando.

Observadores en Suecia estimaron hoy que con la medida de
declararse insolvente, Saab pretende ganar tiempo y congelar por el
momento el pago de deudas a sus acreedores.

De esa forma podría sanearse, en el marco de la protección
jurídica a deudores, para iniciar un nuevo camino.

Hasta el momento todo parece indicar que el Tribunal sueco de
Vänesborg aprobará la declaración de insolvencia.

El director de Saab, Jan Ake Jonsson, declaró a la prensa que se
revisaron todas las opciones posibles y que seguirán los esfuerzos
por obtener el financiamiento necesario para vender la compañía.

Jonsson consideró que el mejor camino es la reorganización de la
empresa para hacerla completamente independiente y atractiva para
inversionistas.

Saab cuenta actualmente con cuatro mil empleados y sólo utiliza
50 por ciento de su capacidad de producción, que en 2008 fue de sólo
94 mil unidades. En 2007 fue de 125 mil vehículos.

Saab, fundada en 1947 en Trollhättan, cerca de la ciudad sueca
de Goteborg, pasó a ser filial de General Motors en 1990.

La automotriz dedicada a la producción de autos caros por su
compleja ingeniería en materia de seguridad y buena calidad, que
consumen gran cantidad de combustible, dejó de generar ganancias
desde 1996.

General Motors la quiso vender pero Saab no encontró compradores
en 2008.

En caso de que Saab cierre sus puertas, alrededor de 30 mil
puestos de trabajo se verían afectados entre las empresas que le
venden autopartes y mercancía para su producción automotriz.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login