Bolivia cede ante el carnaval que relega a la crisis política y al dengue

LA PAZ (AFP) – Bolivia está rendida este viernes ante el empuje del carnaval, esa expresión lúdica que se tomó literalmente todo el país y relegó momentáneamente la confrontación política, un escándalo de corrupción y la epidemia de dengue que se ha cobrado hasta ahora trece muertos.

Una salva de petardos en el centro de La Paz, donde se concentran las principales oficinas públicas y bancos, abrió paso a un largo carnaval, que estará oficialmente instalado el sábado en Oruro (sur) con un fastuoso desfile folclórico y cerrará el martes con un rito pagano muy difundido en el país.

El ministerio de trabajo emitió una resolución de cese de las actividades públicas y privadas a partir de las 15H00 locales para dar lugar al regocijo.

Los empleados de oficinas, empresas y talleres se abocaron a ‘challar’ (rociar con licor y esparcir serpentina y confeti) sus puestos de trabajo desde el mediodía. Un acto similar -muy arraigado sobre todo en la cultura andina- se efectuará en el palacio de Gobierno, en La Paz.

El carnaval comenzó a ser celebrado en Santa Cruz con desfiles de reinas y comparsas cada fin de semana de febrero y también en Tarija donde el jueves se festejó “comadres”, una curiosa fiesta en oficinas, mercados y otros lugares públicos donde se intercambian canastas de fruta y pasteles.

En Oruro, llamada la capital del folclore, el presidente Evo Morales y una treintena de diplomáticos extranjeros disfrutaron el jueves de la Anata Andina, una fiesta indígena que da también inicio a la época de la cosecha.

Sin embargo, la fiesta mayor será el sábado en la ciudad minera de Oruro donde confluirán unas 300.000 personas para venerar a la Virgen de la Candelaria, patrona de los socavones. Curiosamente este desfile folclórico es encabezado por una legión de diablos, que reina en las profundidades de las minas.

Esta festividad pagano-religiosa fue declarada por la Unesco como Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad.

Los canales de televisión anunciaron transmisiones ininterrumpidas de 20 horas del majestuoso desfile.

Mientras la fiebre del carnaval comienza a invadir el país, la epidemia del dengue -que se ha cobrado la vida de 15 personas- y ha infectado al menos 20.000 no ceja a pesar de las medidas de contingencia.

En Santa Cruz, epicentro del carnaval oriental, el mal ha matado a 10 personas y afectado a unas 16.000, aunque el dengue hemorrágico -más letal que el clásico- ha infectado a 52.

Las autoridades no han dicho si en los días de carnaval, que incluye los feriados de lunes y martes, los 20.000 brigadistas continuarán fumigando contra el mal.

A tono con la corriente, también cesarán las investigaciones sobre una escándalosa defraudación a la petrolera estatal que involucró a su titular, Santos Ramírez, quien está preventivamente en la cárcel. Ramírez, un allegado al presidente Morales, era un hombre fuerte en la estructura partidaria del oficialismo.

Por el momento, las pugnas políticas, muy frecuentes en los últimos tiempos en Bolivia, estaban en receso.

La tarde del viernes, como una última actuación antes de las carnestolendas, un juez definirá la suerte de 7 personas detenidas bajo la sospechosa de que participaron en la masacre de 16 campesinos leales a Morales en septiembre pasado.

You must be logged in to post a comment Login