Buscan políticos de origen mexicano alcaldías en Illinois

Chicago.- Dos políticos de origen mexicano competirán el próximo martes por las alcaldías de las ciudades de Waukegan y Cicero, en Illinois, que tienen un gran número de habitantes hispanos y están gobernadas actualmente por anglosajones. José Guzmán, un empleado del municipio, de 52 años y originario del central estado mexicano de Guanajuato, se enfrenta en Waukegan a la pretensión de reelegirse del alcalde antiinmigrante Richard Hyde, así como al concejal afroamericano Sam Cunningham.

En tanto, el oficial de policía Roberto García, nacido en Chicago y descendiente de mexicanos, busca la alcaldía de Cicero, que ha estado en poder de Larry Dominick durante seis años y quien también compite por la reelección. García, de 36 años y graduado de la Northwester University, fue eliminado de la contienda debido a que no renunció a su cargo antes de registrarse, pero este miércoles un juez revocó la decisión de la Junta Electoral local y lo reinstaló.

El otro candidato retirado de la elección en Cicero por objeción de la Junta es Edward Ledvina, administrador de la Universidad Morton College, que también apeló la decisión y está en espera del fallo de la Corte. El policía califica la gestión del actual alcalde como una dictadura, “que ofrece a la población servicios deplorables, multas excesivas, fuerte discriminación, corrupción y nepotismo”. Su propuesta de campaña es buscar la igualdad para todos en Cicero, ciudad ubicada al oeste de Chicago, y promete, entre otras cosas, regresar las “Block Parties”, fiestas callejeras que Dominick prohibió y que la comunidad hispana reclama.

García confía en que la población votará por él porque puede comunicarse con ella en su mismo idioma, pretende reformar el sistema de atención del municipio, mejorar la educación y fomentar el deporte, según expresó en una entrevista. “Me he comprometido a mejorar los servicios y propiciar un ambiente agradable para todos los habitantes de Cicero.

Que no sientan, como ahora, que se les está haciendo un favor”, dijo el patrullero. La elección se ha caracterizado por las acusaciones mutuas entre Dominick y García. El primero ha saturado las calles de pancartas proselitistas, mientras que el agente policial ha recurrido a Internet para difundir su campaña a través del portal YouTube.

Esta ciudad, que fue cuartel de Al Capone en la década de 1920, es hoy un suburbio de clase trabajadora, donde 80 por ciento de su población, estimada en 113 mil habitantes, es latina, principalmente de origen mexicano. En Waukegan, suburbio ubicado al norte de Chicago, José Guzmán, un empleado del Distrito de Parques, ofrece principalmente cambiar el ambiente antiinmigrante.

“En los últimos tres años se ha incrementado ese clima de persecución, obligando a los latinos a mudarse a otras ciudades, lo que ha arruinado comercios y cambiado la apariencia de Waukegan”, expuso el activista en una entrevista. Guzmán alcanzó notoriedad entre la comunidad inmigrante de ese suburbio durante la movilización de 2007 en contra del acuerdo 287G que aprobó el Concejo para preparar a la policía local como agentes de inmigración y que aún no entra en vigor.

Originario de Uriangato, Guanajuato, Guzmán tiene 38 años de vivir en Estados Unidos y en las elecciones locales pasadas compitió sin éxito por un puesto administrativo de mayor rango, financiando su campaña con 10 mil dólares que tenía ahorrados. De ser elegido alcalde, aseguró, buscará generar empleos para los latinos de Waukegan, que representan el 60 por ciento de una población estimada en 92 mil residentes, la mayoría de origen mexicano.

Guzmán calcula que hay siete mil latinos registrados como electores, y si la mitad de ellos sale a votar en su favor el triunfo está asegurado. Junto con él su hijo del mismo nombre busca convertirse en el tercer concejal hispano de la ciudad en las elecciones del próximo martes.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login