Casi ocho mil menores inmigrantes llegaron solos a Italia en 2008

Roma.- Casi ocho mil menores de edad inmigrantes llegaron sin compañía a Italia desde países no miembros de la Unión Europea (UE) en 2008, informó hoy la organización humanitaria “Save the Children”.

En un reporte sobre las condiciones de vida de niños inmigrantes en Italia, la organización señaló que el año pasado llegaron 7 mil 797 menores de edad no acompañados.

Indicó que 15.29 por ciento era de Marruecos, 13.75 por ciento de Egipto, 12.49 por ciento de Albania, 9.47 por ciento de Palestina, 8.48 por ciento de Afganistán, 4.99 por ciento de Eritrea, 4.14 por ciento de Nigeria, 3.90 por ciento de Somalia, y 3.68 por ciento de Irak.

En total, señaló “Save the Children”, llegaron a Italia menores originarios de 78 países.

Apuntó que 90.46 por ciento fueron del sexo masculino y 9.54 por ciento del femenino, y que la mayoría (77 por ciento) tenían entre 16 y 17 años de edad.

Pero la organización dijo que esos datos no consideraron a los menores de edad originarios de países miembros de la UE, como Rumania o Bulgaria, ni a los solicitantes de asilo, además de que no fueron incluidos los que no entraron en contacto con el sistema de acogida.

El presidente de “Save the Children”, Claudio Tesauro, recordó que en 2006, un año antes de que Rumania ingresara a la UE, 33.5 por ciento de los menores de edad no acompañados que llegaron a Italia eran rumanos.

Expuso que los menores inmigrantes no acompañados son especialmente vulnerables y pueden caer en fenómenos de explotación y abuso o afiliados a la criminalidad organizada.

Para combatir este problema, la organización lanzó el proyecto “CivicoZero”, para promover la protección y apoyo a los menores inmigrantes en situación de marginación y explotación en Roma.

Aprueba Parlamento Europeo ley contra inmigración ilegal

Bruselas.- El Parlamento Europeo aprobó hoy una ley destinada a luchar contra la inmigración ilegal, que contempla sanciones para empresas y particulares que empleen a extranjeros sin residencia legal en los 27 países miembros de la Unión Europea (UE).

La legislación prevé penas mínimas a nivel europeo, que se aplicarán a las personas jurídicas y físicas que infrinjan la normativa.

Actualmente, apenas 19 de los 27 países de la UE aplican sanciones contra la contratación de sin papeles y las penas varían entre sus miembros.

Con la nueva ley, los empresarios que contraten a ilegales se sujetarán a multas en el valor correspondiente al que habrían pagado en impuestos y cotizaciones en caso de que el trabajador estuviera en condiciones legales.

Además, podrán perder el derecho a subvenciones y ayudas públicas durante un periodo de cinco años e incluso ser enviados a prisión en caso de que el contratado sea un menor de edad.

Las sanciones varían de acuerdo con el número de ilegales contratados y el nivel de explotación al que fueron sometidos.

Los empleadores deberán verificar si los nuevos contratados poseen un permiso de residencia válido e informar a las autoridades nacionales sobre toda incorporación de un ciudadano de un país no perteneciente a la UE.

Al mismo tiempo, las personas que sean descubiertas trabajando ilegalmente tendrán el derecho a recibir integralmente el pago de sus salarios atrasados y podrán recibir permisos de residencia temporal en caso de que ayuden en la identificación de sus empleadores.

Para eso, podrán recurrir a la ayuda de asociaciones y sindicatos especiales que serán designados por los gobiernos nacionales.

La propuesta había sido pactada previamente con el Consejo y la Comisión Europea y ahora tiene que ser ratificado por los gobernantes de los 27 miembros de la UE antes de entrar en vigor en 2011.

La nueva ley hace parte del paquete propuesto el año pasado por Bruselas para armonizar la lucha contra la inmigración ilegal en el bloque, junto a la llamada tarjeta azul, que regulará la entrada de trabajadores calificados, y la expulsión de los sin papeles.

El impulsor de la propuest

You must be logged in to post a comment Login